BOLIVIA

Pan de 'Todos Santos' es un patrimonio de paceños


La disposición garantiza la realización de una feria para promover la producción y evita el monopolio. Establece además que la Alcaldía estar´encargada del control de calidad

Mineros recuerdan almas de los caídos en la masacre de Todos Santos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/09/2016

El Concejo Municipal de La Paz aprobó por unanimidad la Ley Municipal de declaratoria como patrimonio cultural paceño a la producción artesanal del pan de Todos Santos. Las masas son consumidas entre el 1 a 2 de noviembre.

La normativa tiene como objetivo valorizar esta producción tradicional y establecer mecanismos para la elaboración, exposición y venta de estos productos en cada uno de los macrodistritos urbanos y rurales del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz.

"Sabemos que esta es una tradición profundamente arraigada que tiene tanto connotaciones religiosas, como de otra índole y que se practica en todos los macrodistritos de nuestra ciudad y en tal sentido hemos emitido esta declaratoria instruyendo adicionalmente al Ejecutivo que pueda asignar en cada macro un espacio adecuado para la realización de la feria”, explicó el presidente del Concejo Municipal, Pedro Susz.

El artículo tercero de esta disposición establece que “a fin de velar por la preservación del espíritu y sentido patrimonial de las ferias mencionadas, el Órgano Ejecutivo Municipal, a través de las unidades organizacionales responsables del control, deberán evitar la venta y comercialización durante la Feria de todo producto ajeno a su finalidad específica”.

De acuerdo a lo establecido en la normativa ninguna organización o entidad corporativa podrá reclamar la propiedad o el monopolio de las Ferias del Pan de Todos Santos. La Secretaría Municipal de Culturas, la Dirección de Mercados y Comercio en vía pública y las subalcaldías deben adoptar medidas pertinentes para garantizar amplia participación de los artesanos panificadores.

La fiesta de Todos Santos es una de las más importantes celebraciones en Bolivia que se realiza los dos primeros días del mes de noviembre, su esencia está marcada por la llegada de las almas de los difuntos a las cuales la población espera con la elaboración de pan en diversas formas.



 




En esta nota