POLÍTICA

Países de Naciones Unidas firman documento contra el narcotráfico


Los estados se comprometen a trabajar para eliminar los cultivos, producción, el tráfico y el consumo de drogas hasta 2029. Admiten que hay más problemas


El presidente Morales descalificó la política antidrogas de Estados Unidos; la considera un fracaso
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

15/03/2019

La declaración que aprobaron ayer los países miembros de la ONU promueve algunos cambios en las estrategias antidrogas aplicadas durante la última década, y se compromete a trabajar por eliminar el cultivo, la producción, el tráfico y el consumo de drogas para el 2029. Reconocen que los mercados de las drogas están creciendo y diversificándose, y que los cultivos ilícitos, así como la producción de estupefacientes están en ‘máximos históricos’. A continuación, extractos del documento:

1. Reafirmamos el compromiso para abordar y contrarrestar el problema de las drogas y promover una sociedad libre del abuso de drogas, para ayudar a asegurar que todas las personas vivan con salud, dignidad, seguridad, paz y prosperidad.

2. Ratificamos el compromiso de abordar el problema mundial de las drogas en conformidad con los propósitos y principios de la carta de Naciones Unidas, el derecho internacional y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.



3. Reconocemos que hay desafíos que deben ser abordados en conformidad con las tres convenciones internacionales de control de drogas, que ofrecen flexibilidad a los estados para designar y aplicar políticas sobre drogas según sus prioridades y necesidades.

4. Reiteramos nuestra resolución a prevenir, reducir y trabajar hacia la eliminación de los cultivos ilícitos, la producción, manufactura, tráfico y el abuso de drogas narcóticas y sicotrópicas.

5. Observamos que el número de drogas y los mercados se están expandiendo y diversificando; que el cultivo ilícito y la producción de estupefacientes y sustancias sicotrópicas, así como el tráfico ilícito de esas sustancias y de precursores han alcanzado un nivel récord.

6. Preocupa que la disponibilidad de sustancias controladas para propósitos médicos y científicos, incluidas para el alivio del dolor, sigue siendo baja o inexistente en muchas partes del mundo.



7. Abordamos una respuesta equilibrada, integrada, completa, multidisciplinar y basada en la evidencia científica al problema de las drogas, poniendo la seguridad, salud y el bienestar de todos los miembros de la sociedad en el centro de nuestros esfuerzos.

8. Hay preocupación por el alto precio pagado por la sociedad, personas individuales y familiares como resultado del problema de las drogas, y hacemos un tributo especial a los que han sacrificado sus vidas y a quienes se dedican a abordar el problema de las drogas.

9. Los esfuerzos para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (de la ONU) y aquellos para abordar el problema de las drogas son complementarios y se refuerzan mutuamente.

10. Reforzaremos la cooperación bilateral, regional e internacional, y promoveremos el intercambio de información, en particular entre la judicatura y las autoridades policiales para responder a los desafíos que suponen los vínculos crecientes entre el tráfico de droga, la corrupción y otras formas de crimen organizado.