BOLIVIA

Padre de niño rescatado por la Defensoría de Oruro será procesado por la justicia


La Fiscalía decidió procesarlo porque defendió al sujeto que tenía en su poder a su hijo, pese a ser sospechoso de trata de personas. El menor niño se encuentra albergado en un centro de acogida y buscan a su madre.


El menor está en un centro de acogida.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

04/04/2019

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) de la Alcaldía de Oruro solicitó la ampliación del proceso en contra del padre de un niño de tres años, víctima del presunto delito de trata y tráfico de personas, cuestionando que el progenitor actúe en defensa del acusado que tenía en su poder al menor y no así precautelando la seguridad de su hijo.

Es importante recordar que posterior al rescate del menor que estaba solo en una vivienda de la zona norte de la ciudad de Oruro el domingo reciente, al frente del conocido local Las Terrazas. La Policía aprehendió a una persona, quien no pudo comprobar el grado de parentesco con el niño, inclusive se supo que en su declaración mencionó que le habían regalado al infante, aspecto que llamó la atención de las autoridades sin descartar que el acusado sea un tratante de personas.

La resolución de la audiencia de medidas cautelares realizada el miércoles por la noche concluyó otorgando a Desiderio Eduardo Soto Padilla, de 43 años, con detención domiciliaria, medidas sustitutivas a la detención preventiva, mientras la investigación continúa su curso.



En el desarrollo del actuado se advirtió la presencia de Hugo Reyes Ortiz Pérez, padre biológico del menor, quien en una actitud cuestionable, asumió defensa del acusado sin tomar en cuenta la situación de riesgo que su niño corría al estar bajo la tutela de una persona desconocida.

“No corresponde que el padre se presente en la audiencia y todavía defendiendo a esta persona quien ha provocado que su hijo esté encerrado y prácticamente con vulneración de su vida. Él dijo que voluntariamente le había entregado a su hijo al cuidado de este señor, por lo que la DNA ha solicitado la ampliación (de la denuncia) al Ministerio Público y ahora lo vamos a formalizar porque se debe investigar también al progenitor”, informó a EL DEBER la responsable de la Dirección de Igualdad de Oportunidades (DIO) del municipio orureño, Tatiana Moroco.

Al presentarse esta figura, el padre será sujeto a un proceso por el delito de abandono de menores que está establecido en el Código de Procedimiento Penal. En cuanto al menor, aún se encuentra albergado en un hogar de la capital orureña mientras el equipo de profesionales de la DNA intenta lograr comunicación con la madre o familiares de menor.



 




En esta nota