SANTA CRUZ

“Pablo tuvo estos problemas, desde que se metió a la política”


El progenitor del hombre que fue, por algunas horas, candidato por el MAS, cree 
que su hijo solo es usado para atacar a otras personas y asegura que es inocente

Carlos Ramos aseguró que él ayudó a su hijo para levantar sus empresas y que su dinero es lícito | Foto: Rolando Villegas

05/11/2017

El padre de Pablo Ramos, el presidente del club Real América, que fue candidato a diputado del MAS por algunas horas y que ahora está preso acusado por los delitos de transporte de sustancias controladas y legitimación de ganancias ilícitas, habló con EL DEBER para afirmar que su hijo no es narcotraficante, que los recursos que manejó por años son lícitos, que desde que ingresó a la política en 2014 se le ‘vino el mundo encima’ y que lamentablemente su primogénito es drogodependiente.


“Todo lo que están diciendo los fiscales es mentira”, aseguró Carlos Ramos del Rivero, profesional y empresario cruceño que es padre de Pablo Ramos, el hombre que debe enfrentar un juicio luego de una investigación financiera que realizó la unidad antinarcóticos desde 2014.


“Lo visité (a Pablo) en Palmasola, para ver qué necesitaba”, cuenta Carlos Ramos y agrega que lo que le está pasando a su hijo, el mayor de seis hermanos, ha golpeado a su familia, ya que la Fiscalía indica en su acusación formal ante el Tribunal Quinto de Sentencia, que su entorno más cercano se convirtió en su testaferro para lavar presuntamente dinero de dudosa procedencia.


“Yo no soy testaferro de nadie”, afirmó Ramos padre y contó que fue él quien le prestó dinero a su hijo para que inicie la empresa con la que habría generado los movimientos financieros que el Ministerio Público observa.


Ramos, padre, no entiende porqué el ataque es tan fuerte a su hijo, pero tiene claro que desde que el nombre de su hijo fue tomado en cuenta en cosas políticas y desde que manifestó su cercanía con el MAS, las cosas cambiaron drásticamente. “No sé de política, no sé quién le quiere hacer daño, pero estoy seguro que mi hijo no es a quien quieren ‘golpear’ en realidad”, afirma el hombre y recordó que conoció al ministro de Gobierno, Carlos Romero, la noche en que se casó su hijo con Yesenia López Sánchez, aunque aclaró que él no podía dar fe sobre si la autoridad de Gobierno habría sido padrino de ese matrimonio como se lo indicó en las redes sociales.


Sin embargo, en un comunicado oficial el Ministerio de Gobierno aclaró ayer que el titular de esa cartera, Carlos Romero, no es padrino de matrimonio de Ramos.

Las drogas y las quiebras
“Lastimosamente las drogas dominan a mi hijo”, indicó Carlos Ramos y recordó que Pablo en 2012 quebró la empresa que administraba, todo por su adicción a las drogas. “Aquella vez lo mandamos al extranjero para que se rehabilite y su primera esposa le planteó la demanda de divorcio por consumo de drogas”, recordó el empresario, que también fue objeto de las investigaciones del Ministerio Público en este caso. Finalmente, Ramos contó que a finales de 2016 su hijo volvió a entrar en quiebra por su adicción a las drogas, porque antes de ser detenido por pensiones impagas estaba viviendo en su casa.

OTROS DETALLES

Preparado para el juicio
El padre de Pablo Ramos dijo que ya contrató a la abogada Mary Peredo para que prepare la defensa de su hijo y se está muniendo de la documentación necesaria para demostrar que él es inocente.
La esposa pidió presentarse
De acuerdo con Carlos Ramos, el viernes se presentó un documento ante el tribunal que juzgará a su hijo y a Yesenia López Sánchez, esposa de Pablo Ramos, en el que se solicitó la presentación voluntaria de la mujer, que en este momento es considerada rebelde de la justicia y contra quien se emitió una orden de aprehensión.



Notas Relacionadas



En esta nota



e-planning ad