BOLIVIA

Observan violación de Derechos Humanos



Hay expectativa por las nuevas medidas migratorias argentinas. Foto: Jorge Gutiérrez

31/01/2017

La puesta en vigencia del decreto 70/2017, que de acuerdo con el Gobierno argentino busca ser una respuesta adecuada frente a la globalización, la internacionalización del turismo y el crecimiento del crimen organizado, concede todo el poder a la Dirección Nacional de Migraciones para la expulsión de los extranjeros que tengan residencia de cualquier categoría (precaria o definitiva) que hayan cometido algún delito en el país.


El artículo 6, que sustituye el 62 de la Ley Migratoria 25871, indica que serán deportados los extranjeros que para obtener su documentación hayan presentado papeles falsos realizando fraude, cuando el residente tenga condena en el país o en el exterior aunque la condena no esté firme respecto de delitos de tráfico de armas, personas, estupefacientes, órganos y tejidos, o por lavado de dinero.


Otra causa de expulsión o cancelación de la residencia tiene que ver con las personas que hayan permanecido fuera del país por un período superior a dos años o la mitad del plazo acordado, si se trata de residencia temporaria, salvo que la ausencia obedezca al ejercicio de una función pública argentina o se haya generado en razón de actividades, estudios o investigaciones de interés para la nación.


Lourdes Rivadeneira, referente de la Red Nacional de Migrantes y Refugiados Patria Migrante, dijo que el decreto 70/2017 busca ligar de forma general y lineal el delito con los extranjeros y crea un discurso xenófobo en la sociedad argentina.
Rivadeneira hizo notar que el no respeto por los residentes con documentación que son acusados por supuestos delitos y que no tienen una condena firme, es una muestra de que no se respetan sus derechos humanos. /JCS 



Notas Relacionadas



En esta nota



e-planning ad