POLÍTICA

Obispos alertan sobre la campaña con amplificación de mentiras


La Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) manifestó que se debe respetar la Constitución para la convivencia pacífica. El canciller Pary dijo que preocupaciones no tienen sentido


El encuentro fue del 8 al 12 de noviembre; el obispo Centellas (centro) fue reelegido presidente de la CEB
Escuchar el artículo Pausar Lectura

14/11/2018

Para los obispos de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) el evangelio tiene una dimensión social, por lo que niegan que exista una contradicción entre evangelizar y velar por el bien común, a través de expresiones públicas que tengan una implicancia en la coyuntura política.

Los representantes del clero también alertaron por la prematura campaña electoral que se presta para la amplificación de mentiras y noticias falsas.

“Creemos que en Bolivia todos queremos vivir en un Estado de derecho, que significa respetar la Constitución. Si no se respeta, se complica la vida social, la convivencia pacífica”, manifestó el presidente reelecto de la CEB, Ramiro Centellas, al cierre de la 105 Asamblea Plenaria de Obispos de Bolivia.

En el encuentro alertaron, también, sobre la tempranera época electoral en la que se encuentra inmersa la sociedad y en la que queda expuesta a “falsas noticias” y calumnias”, que se transmiten en medios de comunicación, tradicionales y digitales, con la finalidad de manipular a la opinión pública para alcanzar objetivos encubiertos.

La respuesta del MAS

El canciller Diego Pary manifestó que la preocupación de los obispos por la democracia y el respeto a los resultados del 21-F “no tienen sentido”, sino que forman parte de las diferentes corrientes políticas del clero.”

Pary diferenció el planteamiento de los obispos y otra la labor coordinada que existe con otros integrantes de la curia, como el cardenal Toribio Ticona, que acompañó al presidente Evo Morales en el aniversario de Potosí, resaltó el canciller.

Consultado por la prensa, el monseñor Centellas se refirió a la ausencia del cardenal Ticona en el evento de Cochabamba, que se excusó de participar por problemas de salud, a lo que descartó que exista un distanciamiento entre ambos.

Para el vicepresidente de la cámara de diputados, Lino Cárdenas (MAS), si bien los clérigos tiene la potestad de emitir pronunciamientos con un contenido político, “en su mayoría son de crítica hacia el Gobierno”, lo que denota una parcialidad por parte de su jeraquía eclesiástica.

“Para los jerarcas de la Iglesia el Gobierno nunca acertó en nada, ni siquiera en la aplicación de sus políticas sociales; la Iglesia se comprometió mucho con las líneas opositoras en un contexto electoral”, añadió Cárdenas.

La Iglesia no es opositora

Para el politólogo Marcelo Arequipa, es impreciso ubicar a la Iglesia como un actor de oposición, tomando en cuenta el rol de mediadora de conflictos en los 90 y de aliados de Morales en su primera gestión de gobierno.

Según Arequipa, el distanciamiento responde a la jerarquía de la Iglesia, y citó como ejemplo la cercanía de Ticona con Morales para apuntar que no se trata de conflictos con los valores que promueve la religión.