BOLIVIA

ONU pide esclarecer los hechos en casa de Villena


Se registró un segundo incendio en la vivienda del Defensor del Pueblo. El organismo internacional se declara muy preocupado por los sucesos y pide que sean investigados

El fuego se inició en la madrugada y vecinos intentaron sofocarlo con baldes y bañadores llenos de agua. Después llegaron los bomberos.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

29/04/2016

La Oficina en Bolivia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH-Bolivia), expresó su "profunda preocupación por los incendios ocurridos en el domicilio del Defensor del Pueblo, señor Rolando Villena, en fechas 9 de marzo y 25 de abril del año en curso en la ciudad de La Paz, ambos acaecidos en horas de la madrugada en circunstancias similares".

El organismo internacional "exhorta al Ministerio Público a disponer los recursos técnicos y humanos necesarios para la investigación de los ucedido, en el marco de la obligación general del Estado de garantizar la seguridad del titular de la Defensoría del Pueblo, su familia, así como del personal de dicha institución.

Conoce más: Villena califica de político nuevo incendio en su casa


Esa instancia "reafirma la importancia de la Defensoría del Pueblo, como la institución nacional responsable de promover la vigencia y cumplimiento de los derechos humanos en Bolivia, establecidos en la Constitución y leyes, en el marco de los instrumentos internacionales de derechos humanos".

Villena calificó el hecho como “político delictivo” y adelantó que acudirá a instancias internacionales para denunciar el hecho y consideró que esos ataques se producen a fin de callarlo y amedrentarlo por las denuncias que presenta en contra de las autoridades.

Lea también: Se quema el frontis de la casa del Defensor Villena

En ambos casos la Unidad de Bomberos se encargó de apagar el fuego y desde la Fiscalía se anticipó su investigación. El Defensor concluye su mandato el próximo 13 de mayo, mientras que en el Legislativo se elige a su sucesor.

Lea acá el pronunciamiento de la Oficina del Alto Comisionado:

,
n


 




En esta nota