bolivia

Ningún abogado quiere defender a Norma Piérola


La misma situación está atravesando el diputado Rafael Quispe. Los juristas tienen temor de terminar como Eduardo León, a quien el gobierno acusa de varios delitos

La diputada Normal Piérola enfrenta varios procesos promovidos por el Gobierno pero no logra hallar quien la defienda
Escuchar el artículo Pausar Lectura

03/06/2016

Los diputados opositores Rafael Quispe y Norma Piérola manifestaron que después de la detención de Eduardo León, ningún abogado quiere representarlos en los procesos que autoridades gubernamentales les iniciaron.

"He acudido a varios abogados y me han manifestado que no quieren correr la misma suerte que el abogado León. El tema de fondo no son las faldas sino los casos de corrupción: Nadie quiere ser mi abogado patrocinador", declaró Quispe.

El legislador fue acusado por la excandidata a la Gobernación de La Paz, Felipa Huanca por el presunto delito de acoso político, se quedó sin abogado después de la detención de León y que hasta ahora no pudo conseguir abogado que asuma su defensa.

En similar situación se encuentra la diputada Piérola. "Estoy asumiendo defensa técnica y material, por suerte soy abogada, porque estoy buscando abogado y ninguno quiere comprometerse, porque es el Estado el adversario o el Ministerio Público", comentó.

La legisladora contó que los ministros de Gobierno y de la Presidencia, Carlos Romero y Juan Ramón Quintana, respectivamente, le han iniciado procesos, por lo tanto tiene que asumir su defensa, porque los abogados no quieren involucrarse en litigios contra el Estado.

León quien representó legalmente a la expareja del presidente Evo Morales, Gabriela Zapata, fue detenido y es procesado por trata y tráfico de personas, por daño a inocente, falsedad ideológica y material entre otros.

En el corto tiempo fue denunciado por uso de libreta de servicio militar falsificada, como consecuencia de este hecho, el ministerio de Educación le anuló su título profesional y el ministerio de Justicia le revocó la matrícula de abogado.

Piérola y Quispe coincidieron que no existe estado de derecho y que el pueblo está en indefensión, a raíz del procesamiento del jurista.



 




En esta nota