SOCIEDAD

Víctima de racismo pide justicia y afectada por difamación exige resarcimiento


María Janko es el nombre de la mujer agredida con insultos racistas en un micro. Espera que su agresora, Ramona Francis Melgar, vaya a la cárcel. El abogado de la acusada indicó que esta sufre de desórdenes sicológicos y por eso actuó así

Según sus declaraciones, Janko espera que la agresora cumpla condena en la cárcel
Escuchar el artículo Pausar Lectura

16/03/2018

Las dos partes involucradas en el caso de racismo ocurrido en un micro en la ciudad de Santa Cruz dieron declaraciones ayer. La mujer agredida, que se identificó como María Janko, estuvo en la mañana en la revista de la red Unitel, donde indicó que en 30 años de vivir en esta ciudad nunca la habían tratado así de mal e instó a la mujer que la insultó a que se presente tal y como ella lo hizo para que dé su versión y explique  porqué actuó así. 

Horas después, Janko declaró en la Red PAT que esperaba que la agresora pague su delito en la cárcel. “Que vaya a la cárcel, ¿a cuántas personas habrá hecho llorar como me ha hecho llorar a mí, así como me ha tratado a mí?, que vaya a la cárcel, eso pido para que aprenda”, expresó.

De 48 años, Janko se dedica a vender frutas en diferentes mercados e indicó que el ataque contra ella ocurrió en un micro de la línea 4. 


Finalmente, a las 16:00, María Janko, junto con el viceministro de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, Diego Jiménez, ofreció una conferencia de prensa en la cual Jiménez señaló que el Ministerio de Justicia, a través del Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima (Sepdavi),  asumirá el caso de discriminación a una mujer de pollera.

“Pediremos la máxima sanción que establece la normativa en los casos de los delitos de racismo y discriminación”, dijo el viceministro.
Janko nuevamente se manifestó para pedir justicia por el ataque que sufrió. “Yo pido justicia, estoy dolida, gracias a las autoridades estoy presentando una denuncia, como soy mujer de pollera soy discriminada. Que nos respeten”, expresó. 

La agresora

Minutos más tarde, el abogado Néstor Higa habló en nombre de su representada -la autora de la agresión contra María Janko-, cuyo nombre resultó ser Ramona Francis Melgar Jofré, de 69 años. Higa mencionó que su defendida sufre de bipolaridad desde 2007 y actualmente está internada en un centro de atención sicológica.



El jurista Néstor Higa dijo que fue autorizado por la familia de la anciana para pedir disculpas y admitió que no se puede justificar esa conducta. Además, indicó que la mujer padece de desequilibrio sicológico y emocional. 

Consultado al respecto, el jurista Luis Jaime Cruz explicó que tiene que haber un dictamen médico para saber si la denuncia procede, porque los trastornos mentales pueden ser causas de inimputabilidad. “El Código Penal prevé estas causales cuando ocurren estos hechos reprochables; los antecedentes clínicos son tomados en cuenta”, señaló Cruz. 

Reacciones de políticos

Evo Morales se manifestó el miércoles en su cuenta de Twitter contra el polémico caso. Ayer fue el turno de Álvaro García Linera, quien convocó una conferencia de prensa para hablar sobre discriminación; acusó a la derecha “fascistoide” de promover esta práctica, pero terminó cuestionado por los periodistas sobre sus propias afirmaciones y algunas acciones del entorno gubernamental.  

Antes de que el presidente en ejercicio se refiriera al acto de racismo ocurrido en un bus de Santa Cruz de la Sierra, Samuel Doria Medina ya había repudiado el hecho a través de su cuenta en Twitter. “Expreso mi repudio por el acto de racismo que ha sido filmado y difundido en las redes en las últimas horas. El racismo debe condenarse y erradicarse ocurra donde ocurra”, tuiteó.



Luego de lo dicho por García Linera y las conferencias de prensa dadas por funcionarios de Gobierno sobre el tema, el diputado Luis Felipe
Dorado aseguró que existe mucho rechazo al acto en general, pese a que mucha gente cree que es montado y se ha sabido que la joven que filmó el video es vecina de una senadora del MAS.

“Creo que se debe sancionar toda discriminación, pero también debe medirse con la misma vara a todos”, dijo.

Recordó hechos como los insultos recibidos por una mujer  en El Alto solo por el hecho de ser cruceña, la agresión de Félix Cárdenas a una paceña el 21 de febrero último, cuando le bajó el sombrero porque protestaba contra el Gobierno e incluso creyó necesario procesar al alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Percy Fernández, por los insultos a una gremialista en una sesión en el nuevo mercado La Ramada. “Si se va a sancionar, sería bueno que se sancione a todo el mundo”, insistió.  

Rosa Borda denuncia insultos y amenazas
El nombre de Rosa Borda Justiniano fue uno de los que se mencionaron de manera equivocada como la acusada del ataque a María Janko. Ayer, Borda también dio la cara para denunciar los insultos y las amenazas de muerte que recibió por este caso en su cuenta de Facebook. 
Borda, que vive en Cotoca, se trasladó a la capital cruceña para pedir ayuda a la Asociación de Derechos Humanos de Santa Cruz.

“No sabíamos dónde ir para pedir ayuda ni qué hacer”, apuntó David Paz, hijo de Rosa, agregando que al momento de salir de su casa lo hicieron con temor a posibles agresiones.

“No solo le han causado un daño sicológico, también es físico porque su salud se ha visto afectada”, sostuvo, al mencionar que por la diabetes su madre sufrió una descompensación por el “matonaje digital” del que fue objeto (ya que hasta le crearon una falsa cuenta en Twitter, donde las agresiones continuaron). Víctor Hugo Velasco, representante de la Asociación de Derechos Humanos de Santa Cruz, señaló que este viernes presentarán una acción ante la justicia en contra de quienes calumniaron a Borda Justiniano.

La prensa acorraló a García Linera

1.-ANF le recordó que este tipo de manifestaciones “ocurren no solo en Santa Cruz, sino en otros lugares del país, pese a que existe una ley que parece que no se está cumpliendo y tiene dificultades para su aplicación”

2.- La segunda pregunta cuestionó "el doble discurso del Gobierno", ¿por qué no se sancionó al viceministro de Descolonización cuando agredió a una mujer en los actos del 21-F? y ¿No se debería medir con la misma vara?".

3.- García Linera respondió esas dos y otras preguntas visiblemente molesto, negando que se actúe mal. 



 




Notas Relacionadas



En esta nota