SEGURIDAD

Mujer que fue velada viva murió seis días después


Carmen del Pilar Chacón Coca falleció ayer. Sus amigas hicieron los trámites en la morgue ante ausencia de los familiares, pues cuatro de ellos están presos

Dos de los cuatro familiares de la anciana se encuentran detenidos en la capital paceña

08/08/2017

Seis días después de haber sido velada por sus familiares en una funeraria estando aún con signos vitales y, luego de que un servicio de emergencia la rescatara para tratar de reanimarla, Carmen del Pilar Chacón Coca (64) murió ayer en el hospital del Tórax de La Paz, dejando para la controversia el accionar de sus hijos y cinco personas detenidas en cárceles paceñas por su caso.

El 1 de agosto, Claudia Alejandra Barrios Chacón, acompañada de su esposo, Daniel Mauricio Terrazas Valderrama, solicitó el alta médica de su madre Carmen del Pilar de un hospital no por haberse mejorado de su cuadro de neumonía agravado por la diabetes sino para esperar que muriera por su deteriorado estado de salud y, para tal efecto, la llevaron a una funeraria, donde pasó la noche en una fría loza apenas cubierta por una manta.

Escarlet Ticona, una de sus amigas, fue al velorio y notó que la anciana convulsionaba frente a la presunta indolencia de sus familiares; avisó a la Policía, cuya unidad de Bomberos la auxilió y la llevó al hospital, donde tuvo una leve mejoría.

Condenada a la soledad
Carmen del Pilar murió cerca de las 10:00 sin presencia de los suyos. Algunas de sus amigas hicieron los trámites para retirar el cuerpo y pidieron ayuda para buscar un lugar donde velarla.

“Lamentablemente ha muerto, ahora no hay nadie, estamos correteando las amigas. No tenemos dónde llevarla; quisiéramos que la fraternidad 3 de Mayo o los X del Gran Poder  (donde ella bailaba) nos ayuden. Yo pido a la Policía que no metan preso a su hermano menor, Federico Chacón Coca, que se quedó a dormir varias veces. El jueves yo me opuse a su detención porque nosotros, como amigas, no podíamos firmar nada y queríamos la atención inmediata para salvarla, pero no se pudo”, dijo Dora Coronado.

Un juez mandó a la cárcel a Claudia A. y Joaquín  Barrios Chacón (hijos), a Daniel Terrazas Valderrama (yerno), a Silvia C. Valdivieso Beltrán (parienta) y a Antonio Chirinos, dueño de la funeraria, por el delito de tentativa de feminicidio. Ahora la imputación puede cambiar. 



En esta nota