bolivia

Morales dice que ganará con el 70% si es candidato


El MAS dice que inició la campaña para garantizar una nueva reelección de Morales. Opositores creen que el proceso de cambio está debilitado por las denuncias de corrupción. Aún se espera la decisión del Tribunal Constitucional Plurinacional


13/11/2017

Todavía no se conoce si podrá ser candidato, pero exterioriza su confianza. El presidente Evo Morales asegura que si participa de las elecciones generales de 2019 ganará con más del 70% de los votos. El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) debe dirimir si queda habilitado o no para ser parte de esa contienda.
“Ganamos con más del 50%, 60%. Si vamos a las elecciones (de 2019), desafío  a la derecha, la próxima vamos a ganar con más del 70% de votos, vamos a seguir acercándonos a la democracia popular, la verdadera democracia. No estamos muy lejos de eso”, dijo ayer durante un acto en el departamento de Cochabamba.


El jefe de la bancada de Unidad Demócrata (UD) en el Senado, Edwin Rodríguez, considera que el primer mandatario incurre en “apología del delito” al no respetar los resultados del referendo de febrero de 2016, cuando el ‘No’ a la repostulación se impuso; además, lamenta que el oficialismo no espere la decisión de los magistrados, dando por hecho que Morales vaya a buscar ser reelecto por un nuevo periodo.


“Él mismo ya se cree candidato, esa es una flagrante vulneración a las normas. Debería ser el primero en cumplir la voluntad del pueblo, que rechazó en la consulta que pueda ser candidato nuevamente”, afirmó el legislador opositor.
Morales criticó cómo se elegía a autoridades en el país, señalando que “antes acaso ganaban con más del 40%, nunca ganaron con más de eso, solo eran más del 30% y los últimos gobiernos gobernaron con más del 20% qué clase de democracia es esa, eso no es democracia es 'dedocracia'”, deploró, asegurando que con el proceso de cambio se está cada vez más cerca de la “democracia comunal”. 
La dirigencia del Movimiento Al Socialismo (MAS) asegura que Evo será su candidato en las elecciones dentro de casi dos años. Se declaran en campaña y ven que la oposición está “dividida”, por lo que no la consideran una amenaza real a su permanencia en el poder.


“En las reuniones lo hemos dicho, estamos seguros de que vamos a ganar con más del 70% de los votos las elecciones (...) Estamos demostrando nuestra fuerza en las concentraciones regionales, ya estamos en campaña desde el momento, nuestras bases están contentas con lo que hace nuestro presidente y por eso tiene que seguir”, sostiene el vicepresidente oficialista, Gerardo García.
Reorganización del MAS


Evo Morales llegó al poder con el 54% de los votos de la población en las elecciones de 2005, para los comicios de 2009 el apoyo ciudadano al MAS alcanzó el 64% y en el último sufragio general, de 2014, Morales logra el 61,01% de los votos; durante la campaña previa a esa contienda el presidente aseguró que llegarían al 80% de los votos.
La única derrota oficialista desde que ejerce el poder fue en febrero de 2016, cuando el ‘Sí’ a la repostulación obtuvo el 48,7%, frente al 51,3% del ‘No’, aspecto que el entorno del primer mandatario no quiere repetir, razón por la que buscan afianzar sus bases y recuperar los votos perdidos, de acuerdo a la explicación de García.
“Estamos con reuniones permanentes. Hay resentidos, personas que no han logrado colmar sus apetitos personales, pero no son las organizaciones, esas son fieles al presidente. La oposición no es una amenaza, ahora tenemos que convencer a los indecisos”, explica el vicepresidente del MAS.


Opositores se articulan
El diputado cruceño de UD Tomás Monasterio cree que el presidente es demasiado optimista al querer ganar las elecciones con más del 70% de los votos. Detalla que el trabajo de la oposición en los últimos años fue la consolidar sus estructuras territoriales. “Evo podría alcanzar ese porcentaje si tiene un Tribunal Electoral funcional, de otra forma no. Ahora el MAS está muy desgastado por sus propios errores”, afirma.
Rodríguez exterioriza similar desconfianza, anticipando que la única forma para que exista una holgada victoria del MAS sería el “fraude con receta venezolana”.