Bolivia

Morales: Por primera vez se levantó la voz a Chile


El mandatario regresó a Bolivia y participó en un acto público en Cochabamba. Insistió en reanudar el diálogo para resolver el diferendo marítimo y la problemática del Silala.

El presidente Evo Morales criticó la baja ejecución presupuestaria en las gobernaciones y municipios
Escuchar el artículo Pausar Lectura

24/09/2016

El presidente Evo Morales aseguró este sábado que por primera vez en la historia se levantó la voz a la clase política chilena por las denuncias que se hizo ante Naciones Unidas por las vulneraciones del libre tránsito y violaciones de derechos a transportistas bolivianos en suelo chileno. Además, cuestionó la posición que asumió La Moneda, que señaló que el jefe de Estado boliviano práctica una "política de odio" contra el pueblo chileno. Rememoró el diferendo marítimo, la problemáticas de las aguas del Silala y el desvío del río Lauca. 

"Yo diría que después de tantos años, primera vez que levantamos la voz a esa clase dominante de Chile para que nuestros transportistas no sean humillados. Pedimos diálogo para resolver (el conflicto), sin embargo, nunca hay resultados", reclamó Morales en un acto en el municipio de Tiraque, en Cochabamba. 

Ayer, en la sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza, el jefe de Estado denunció al Gobierno chileno por atropellos al libre tránsito y por violar los derechos humanos de los transportistas bolivianos en la frontera entre los dos países. "No se trata de hechos aislados, sino de prácticas regulares ejercidas por autoridades chilenas que dan cuenta de una política gubernamental de asedio y estrangulamiento permanente”, denunció Morales. 

En respuesta, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, calificó como un "insulto" lo dicho por el dignatario boliviano. “En una extensa diatriba de casi 40 minutos dedicados a Chile, Morales ha insultado al pueblo de Chile y su firme compromiso con los derechos humanos. Rechazamos en los términos más firmes estas falsedades”, cuestionó. Muñoz acotó que el dignatario boliviano practica una "política de odio" contra el pueblo de su país. 

Morales lamentó la respuesta chilena y cuestionó que lo culpen de practicar una "política de odio" cuando fue Chile, dijo, que se adueñó de la soberanía marítima boliviana. "Nos dicen que tenemos política de odio, imagínense esa reacción, dicen que estamos sembrando odio, que estamos humillando a Chile, nos quitan el mar, nos quitan aguas del Silala, desvían el río Lauca, y ahora dicen que nosotros tenemos odio", criticó el jefe de Estado. 

Al final, Morales insistió en la reanudación del diálogo para resolver el conflicto marítimo y de las aguas del Silala. Empero, lamentó que Santiago ponga obstáculos, como la condición a que se retire la demanda instalada en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).  



 




En esta nota