POLÍTICA

Ministro Cocarico revela rencillas entre cocaleros afines y opositores al MAS


El cocalero que fue asesinado el sábado pertenecía a Adepcoca, que es contraria al Gobierno. Los agresores son afiliados a Conalprodc, una agrupación prooficialista, que propuso elecciones de productores de coca en la región subtropical de La Paz


En La Paz se inició una campaña para recolectar fondos en favor de los dos heridos hospitalizados. Foto: PÁGINA SIETE
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

25/06/2019

René Rafael Lluta, principal acusado por la muerte de Miguel Coico ocurrida el sábado en la localidad de Trinidad Pampa, fue identificado como parte de la Confederación Única Nacional de Productores al Detalle de la Hoja de Coca (Conalprodoc), grupo creado por el Gobierno y que beneficia a unos 5.800 cocaleros de Yungas.

“No es dirigente de Conalprodc porque no tenemos regionales, pero es afiliado”, admitió ayer el principal dirigente de este grupo, Freddy Velásquez.

El ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, reveló ayer que el enfrentamiento en esa localidad se produjo por rencillas entre los cocaleros que pertenecen a Adepcoca, que es opositora al Gobierno, y cocaleros afines al MAS, agrupados en Conalprodc que viajaron el sábado a La Paz para participar de una Asamblea donde se aprobó elecciones en la entidad matriz de los cocaleros.



“Han quemado las casas de todos aquellos que han venido a la asamblea del anterior sábado. Es la bronca contra esos compañeros que han venido a legitimar la reunión del sábado que ha elegido un comité electoral para tener nuevas elecciones en Adepcoca, ese es el enfado que tienen los compañeros para entrar ahora y quemar las casas justo de dos personas que han venido de la asamblea del sábado”, afirmó el ministro Cocarico.

EL DEBER consultó si la familia agresora de los Coico estaba en esa asamblea y el ministro respondió con el monosílabo “sí”.

El sábado se produjo un hecho de sangre que cobró la vida de Miguel Coico (23), y dejó heridas a otras dos personas, Héctor Coico (20) y Tatiana Coico (28), todos apuñalados por seis miembros de la familia Rafael Mamani.

Los campesinos de Trinidad Pampa enumeraron a todos los miembros de la familia Rafael, el padre René Rafael, Rosa Mamani la esposa, tres hijos varones y una hija, la menor de todos. Según el testimonio de los mismos cocaleros, los Rafael pertenecen a Conalprodc y llevan su coca al departamento del Beni.



El padre de Miguel, Gualberto Coico, aseguró que los agresores son militantes del MAS y ratificó de que la poza de maceración de coca encontrada en esa localidad estaba en terrenos de la familia Rafael y que fue su familia la que denunció y por eso fueron perseguidos y amenazados.

Aprehendidos

Ayer, se supo precisamente que cinco miembros de esta familia fueron aprehendidos en la localidad de Riberalta. El director departamental de la Felcc, coronel Fernando Bustillos, confirmó que cinco personas vinculadas a este crimen fueron detenidas. Por la noche, René Rafael Lluta y cuatro de sus familiares fueron presentados como responsables de la muerte de Miguel Coico en Trinidad Pampa. Dos de los aprehendidos son menores de edad.

Fueron aprehendidos en la propiedad que poseen en Riberalta, explicó Bustillos.

Según los datos de la Policía, la familia contrató un vehículo Ipsum que es de uso común en esa zona y llegaron esta madrugada a Riberalta. Ya les confiscaron cuatro celulares que delataron su recorrido.



De acuerdo con el informe policial, los aprehendidos negaron las sindicaciones y afirmaron que huyeron de Trinidad Pampa porque tenían una rencilla con otra familia (en alusión a los Coico) y temían ser atacados.

Adepcoca

Para el ministro Cocarico, fueron los dirigentes afines a Adepcoca, los que generaron la violencia en Trinidad Pampa y reiteró que la asamblea del sábado 15 de junio resolvió elecciones en la entidad, por lo tanto, existe un detonante del hecho.

Asimismo, refirió que el actual representante legal de Adepcoca, Sergio Pampa, ya no goza de legitimidad y que, además, tiene denuncias ante la justicia ordinaria y por eso trata de agitar a las bases cocaleras para evitar la justicia.

Ayer, Pampa debía declarar ante los fiscales que investigan la muerte de Eduardo Apaza en La Asunta, pero su abogado, Omar Durán presentó un memorial pidiendo nuevo día y hora para su declaración porque dijo que él como abogado tenía otra audiencia a esa misma hora y no podría estar presente.

El acusado, en contacto telefónico con radio FM Bolivia, aseguró que no tiene las condiciones de seguridad jurídica para presentarse a declarar y que junto con su abogado buscan una salida legal a esta comparecencia ante los fiscales.



 




En esta nota