POLÍTICA

Mesa plantea referendo por reelección y recibe críticas de los opositores


Un concejal del MAS simpatiza con la idea y la propuso en Twitter. Montaño y Borda aclararon que ya se optó por otro camino. Los opositores señalaron que la idea no es viable y hasta le recordaron los costos

El expresidente Carlos Mesa dijo que si el MAS no le teme al voto debe ir a un nuevo referéndum

28/09/2017

El expresidente Carlos Mesa desafió al MAS a repetir el referendo del 21 de febrero de 2016, que buscaba modificar el artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE) y allanar la repostulación de Evo Morales, pero la oposición lo llenó de críticas y cosechó comentarios más neutros en el oficialismo.
El MAS optó para buscar la repostulación a través de un recurso ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) en el que le solicita que declare ilegales varios artículos de la CPE que limitan la reelección. 

Las críticas a su propuesta fueron inmediatas. El jefe de UN, Samuel Doria Medina, señaló que eso no es posible, porque el MAS debe asumir su derrota y dejar de buscarle vueltas; otros asambleístas le recordaron incluso los gastos que su idea demandaría al país.

“Si el MAS cree que el pueblo tiene que expresar su voto, el Gobierno debería convocar un nuevo referendo para ver si hemos cambiado de opinión y estamos ahora a favor de cambiar el artículo 168 o no. Sería un camino extraordinario”, dijo el expresidente Mesa a los medios.

La presidenta de Diputados, Gabriela Montaño, señaló que respeta la opinión, “pero la vía que nosotros optamos no es de reforma constitucional. Si optáramos por esa lógica del irrespeto que hablan algunos opositores, el siguiente paso en una reforma constitucional hubiera sido que la Asamblea apruebe los cambios de artículos de la CPE. No lo hemos hecho. La vía de demanda de inconstitucionalidad es totalmente diferente a la reforma y es por la que optamos”.

Samuel Doria Medina, en contacto con este medio, manifestó que rechaza la propuesta de Mesa. “El problema no es el referéndum, el problema es que acepten los resultados de una votación democrática. Es algo más complicado que solo volver a votar”, dijo.

Además, aseguró que “un tema se puede consultar solamente una vez en un período legislativo, entonces, ya se les dijo no y deben aceptar eso. Si aceptan la CPE, ese es el camino, si no, cualquier cosa es posible. Otro referéndum, cacho, monedas”.

En el ámbito legislativo las críticas también fueron contundentes. El diputado Wilson Santamaría señaló que “la Ley de Régimen Electoral estableció en su artículo 15 que las decisiones que emanan de un referéndum tienen vigencia inmediata, y son de carácter vinculante. Además, el artículo 190 de esa misma ley dice que estos procesos no pueden ser anulados por ninguna causa ni ante ninguna instancia. Por eso, el referéndum del 21 de febrero no puede modificarse ni volverse a hacer”.

El diputado de UD señaló que “no comparte la opinión del expresidente porque además debe recordar que el anterior referéndum le costó al país 180 millones de bolivianos. Esta idea quién la pagaría, ¿el expresidente?, ¿el Gobierno? Ya votamos, ya nos expresamos, tomamos una decisión, ahora que se la respete”.
La propuesta despertó simpatías en círculos oficialistas. El concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS) del municipio de La Paz, Jorge Silva, afirmó tras la declaración en su cuenta de Twitter que el oficialismo no descarta ir a un nuevo referéndum para decidir la repostulación del presidente Evo Morales.
La senadora pandina Carmen Eva Gonzales manifestó: “Por supuesto que no estamos de acuerdo, no entiendo debido a qué sale con esa postura. Yo lo digo, ahora nos oponemos a dos cosas: el camino que sigue el MAS en el TC, y a la idea del señor Mesa, que considero que tiene intereses que benefician al oficialismo”.

Para el diputado del MAS, Víctor Borda, “la declaración de Mesa es un reconocimiento de que el 21 de febrero estuvo viciado de nulidad”. 
Sin embargo, recalcó que, a título personal, cree que “no es el camino porque se interpuso un recurso abstracto de inconstitucionalidad. Y hoy plantear una modificación al artículo 168, por un referéndum, es totalmente contradictorio. Qué pasaría si el TC declara inconstitucional el recurso y el referéndum dice sí, ¿cuál se aplicará: la sentencia constitucional o la voluntad del pueblo? Entonces, creo que es un medio idóneo una consulta como la del año pasado, pero en este momento es inviable”.

Gabriela Montaño defendió el pedido que realiza el MAS por la vía del TC, “porque es esa instancia la que se encarga por ley y por Constitución del control de convencionalidad, estamos hablando de la aplicación de una convención firmada y aprobada por Bolivia, frente a la aplicación de la Constitución, y es legal”.
El senador opositor Oscar Ortiz señaló: “Tenemos un resultado, no tendría sentido repetir un referéndum, porque no se puede estar repitiendo los referéndums, porque al hacerlo no le damos poder al soberano de decidir las cosas. A un referéndum se llega de forma extraordinaria”.



En esta nota



e-planning ad