BOLIVIA

Médicos volverán a las calles para protestar por el SUS


Los médicos consideran que el Sistema Único de Salud se aplicará de "manera engañosa". Las protestas se reactivarán después de Carnaval


El ente médico nacional observa la forma en que pretenden implementar el SUS en el país. Foto APG
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

19/02/2019

El Colegio Médico de Bolivia resolvió este martes reactivar sus medidas de presión en demanda de mejores condiciones para la aplicación del Sistema Único de Salud (SUS) a partir del próximo mes.

"Los profesionales hemos decidido que a partir del 6 de marzo retomaremos las medidas de presión (...) que consistirán en movilizaciones, paros, marchas y todas las medidas que el caso amerite", dijo el presidente del Colegio, Erwin Viruez.

El Gobierno nacional determinó aplicar el SUS desde el 1 de marzo con un presupuesto inicial de 200 millones de dólares, sin embargo los médicos sostienen que es insuficiente y que antes se debería mejorar los hospitales.



"Los profesionales de salud estamos de acuerdo con un seguro universal de salud para todos los bolivianos, (pero) cuestionamos que se aplique de una manera mentirosa y engañosa cuando en el sistema de salud no se cuenta con condiciones de infraestructura, equipamiento, recursos humanos e insumos", insistió.

Recordó que en varias oportunidades los médicos hicieron conocer la crítica situación del sistema de salud a las autoridades, pero pese a ello continuaron con su afán de implementar una medida "que no garantizará salud gratuita con buenas condiciones a la población".

Los médicos también piden al Gobierno la incorporación de su sector a la Ley General del Trabajo, el respeto a la Constitución Política del Estado e incluso la no violación de la Ley Marco de Autonomías.

"Fue grande nuestra sorpresa cuando conocimos que, a través de un convenio con las gobernaciones, el Ministerio de Salud está transfiriendo los hospitales de tercer nivel bajo su tuición. Entonces, están centralizando la administración de hospitales, también la administración financiera y recursos humanos de los establecimientos de tercer nivel, y esto expone a todos los profesionales a una inseguridad en el desarrollo de su labor", manifestó.



Sin embargo, el pasado domingo, la presidenta de la Cámara de Senadores, Adriana Salvatierra, descartó que el SUS vaya en contra de las autonomías departamentales y aseguró que el Gobierno no quitará la administración de hospitales de tercer nivel a las gobernaciones.

Además -según Viruez- los médicos fueron sorprendidos por la ministra de Salud, Gabriela Montaño, "cuando dice que se abren las vías a médicos formados en Cuba, (entonces) estamos viviendo una situación de discriminación a profesionales formados en Bolivia".



 




En esta nota