POLÍTICA

Médicos afirman que la idea de Samuel es inviable


El jefe de UN expuso un proyecto para adecuar la obra. Dos galenos ven que un recinto así necesita un diseño específico

El jefe de UN dijo que la superficie de la suite presidencial es ocho veces la casa del príncipe de Inglaterra
Escuchar el artículo Pausar Lectura

25/05/2018

La propuesta del jefe de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, de convertir el nuevo Palacio de Gobierno en un hospital fue desestimada por dos médicos expertos en salud pública consultados por EL DEBER. Ambos consideraron que sería imposible  acomodar un centro de salud en esta nueva estructura, pensada para uso de la Presidencia, debido a que una infraestructura hospitalaria debe concebirse desde su diseño.
Guillermo Cuentas, médico y exministro de Salud (1989-1993), dijo que sería impensable e imposible adecuar este edificio como hospital porque cualquier centro de salud de segundo o tercer nivel tiene características especiales y que, al ser de esa capacidad, se debe definir todo desde el diseño.

“Solo para una unidad de radioterapia se requieren muros de un metro de espesor en los laterales y metro y medio en los frontales; además los accesos deben ser especiales; los pasillos para camillas, en fin, se requiere de un edificio construido con características especiales y ese edificio o cualquier edificación civil no puede ser adecuada a hospital, por eso hay problemas en los centros que son improvisados”, dijo Cuentas.

Pero para Samuel Doria Medina, la construcción es perfectamente viable; según él, su propuesta fue consultada con especialistas antes de ser lanzada y precisó que el nuevo hospital podría albergar a enfermos de cáncer, insuficiencia renal y enfermedades degenerativas. Censuró que cada piso del nuevo palacio tenga un costo de $us 1.700 por cada metro cuadrado y opinó que ese gasto es insulso para la población que tiene necesidades en el área de salud.

Según el proyecto, el teatro se convertiría en un auditorio médico, el sótano de cuatro plantas en garajes para las ambulancias y los autos del personal, los pisos de “salas de reuniones” en pisos de habitaciones, la sala de gabinete en varios quirófanos, la oficina del presidente en salas de radioterapia, su alcoba en un piso de terapia intensiva e intermedia, y el helipuerto en un espacio para el aterrizaje y el despegue de helicópteros ambulancia.

El senador Ciro Zabala (MAS), que también es médico, calificó la propuesta como demagógica y explicó que una edificación hospitalaria tiene otro tipo de estructura. Para él, Samuel solo hace campaña.

Cuentas dijo que es cierto que el país requiere de más hospitales, pero que adecuar edificios que ya están construidos en centros de salud sería desastroso por el nivel de inversión que requeriría; más si se piensa en centros de segundo o tercer nivel.

El plan 

Los 28 pisos
El líder de UN presentó incluso planos de lo que sería el nuevo hospital, con ocho pisos de puras habitaciones para pacientes.

Oncología
La propuesta comprende incluso unidades de radioterapia y oncología con todas sus dependencias entre los pisos 18 y 23.

El despacho
Doria Medina dijo que el piso 13 del gabinete podría ser el quirófano y el 24, es decir, la suite presidencial, podría convertirse en salas.



 




En esta nota