POLÍTICA

Masivas movilizaciones avivan fuego cruzado entre Evo y opositores


Las descalificaciones de autoridades de Gobierno no surtieron efecto en las marchas. Los organizadores admitieron la presencia de partidos políticos en las concentraciones. En La Paz, llaman a no acatar el fallo del TCP que intente cambiar la Constitución

Santa Cruz fue uno de los escenarios del país donde se mostró mayor multitud

11/10/2017

A 35 años del juramento de Hernán Siles Zuazo como primer presidente del más extenso periodo democrático que vive el país, el presidente Evo Morales y sus opositores políticos se enfrascaron en un debate por las redes sociales y llevaron sus propuestas a las calles; en las plazas principales  se escuchó un claro “No es No”, que fue la leyenda más utilizada por miles de ciudadanos que acudieron a las concentraciones.

Las movilizaciones se reportaron en las nueve capitales del país, siendo Santa Cruz y La Paz las que mayor gente concentraron y que rechazaron la pretendida repostulación de Evo Morales, a quien advirtieron que no le permitirán una nueva participación en elecciones.

Desde tempranas horas, Morales lanzó 11 tuits en su cuenta personal en alusión directa a los 35 años de democracia y acusó a los partidos de entonces de haberse distribuido el poder a costa del propio pueblo, y dijo que eran los mismos partidos que participaban de golpes militares y que ahora “dicen ser sus defensores”.

Después de las 19:00 y luego de participar en varios actos en el interior del país, Morales retomó la pugna política y acusó directamente a Jaime Paz Zamora de “recibir el poder de su tío, Víctor Paz”, y dijo que ahora, el exlíder mirista busca que sus hijos detenten el poder; luego arremetió contra el también expresidente Carlos Mesa, de quien dijo que reconoció que estuvo sometido a EEUU.

El expresidente evitó referirse a ese tema y dijo que en este momento lo más importante es la defensa de la democracia y la necesidad de que el jefe de Estado entienda que hubo una clara voz popular que le recordó que la Constitución Política del Estado (CPE) establece límites a su mandato y que debe respetar.
Las autoridades de Gobierno y los parlamentarios masistas intentaron descalificar la movilización ciudadana y dijeron que los partidos políticos se camuflan en estos movimientos para sacar rédito político y que ese hecho descalifica sus actos; aunque ellos se niegan a reconocer que los grupos afines al MAS también son rotulados como “movimientos sociales”, pero son militantes abiertos de este partido.

El pronunciamiento

En La Paz, solo hubo cinco oradores, ninguno con militancia política; se trató de Álex Villca, que habló a nombre de los indígenas; Olga Flores, hermana de uno de los dirigentes asesinados en dictadura; Carla Casas, la muchacha que le reclamó al presidente y vicepresidente por el Tipnis; el exdefensor del Pueblo  Rolando Villena; y, finalmente, Guillermo Mariaca, quien leyó el pronunciamiento.

Este documento de siete puntos tuvo dos anuncios importantes; el primero refiere que no se acatará ninguna resolución del TCP; y el segundo punto declara que “las elecciones judiciales de diciembre serán una nueva derrota del Gobierno.
Tanto Carlos Mesa como José Antonio Quiroga, uno de los organizadores, defendieron la presencia de partidos políticos.

Todos a la plaza

Aunque los partidos políticos alentaron esta movilización y participaron activamente porque acudieron a las plazas, sus dirigentes evitaron ser parte de los actos centrales, al menos en la sede de Gobierno, donde llegaron Carlos Mesa, el exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas, el exalcalde Juan del Granado; el dirigente Samuel Doria Medina y la alcaldesa de El Alto Soledad Chapetón; ninguno de ellos accedió al palco y menos hizo uso de la palabra en el acto central.

En la plaza principal de Sucre, cientos de personas de diferentes sectores arribaron a la plaza en la marcha por la democracia y fustigaron al TCP que pretende limitar los derechos de los bolivianos para proteger los derechos de Evo Morales y su vicepresidente. “Los lacayos del TCP quieren la  reelección indefinida de
Evo Morales, por qué solo el derecho del presidente y del vicepresidente, y el derecho de los demás bolivianos que también quieren asumir la Presidencia", dijo la representante de la COD, Lily Cortez.

 

1.- No  permitir el desconocimiento ni el atropello a la voluntad del pueblo boliviano,  expresada el 21-F de 2016.

2.- Estado de movilización permanente junto al pueblo, ante los intentos de violar la CPE para arrancarnos la democracia, porque el poder sin democracia se convierte en tiranía. 

3.- Rechazamos las mentiras y el cinismo de negarlo, porque es bien sabido que la hipocresía y corrupción aplastan la esperanza de los pueblos.

4.- Nos oponemos a toda forma de ideología, de donde venga, nacional o extranjera, que pretenda hacer del hombre un instrumento indigno, para someterlo y despojarlo de su libertad.

5.- Haremos respetar la democracia, el pueblo dijo No a la re-repostulación de Morales, Linera y toda autoridad que pretenda reelegirse; eso es democracia, que debe respetarse porque protege al pueblo contra  individuos que pretenden someterlo y arrebatarle sus derechos. 



 




En esta nota