BOLIVIA

MAS repite fórmula de 2011 en selección de magistrados


Se modificaron los plazos de presentación y revisión de requisitos. El Ministerio de Justicia revisará    los título de abogado de los postulantes. Los académicos participarán como observadores   

Las elecciones judiciales que se realizarán en octubre llevarán nuevos ocupantes a este edificio

20/04/2017

La propuesta de reglamento de preselección de candidatos al Órgano Judicial que presentó el MAS a los partidos opositores solo presenta ligeras variaciones con relación al reglamento que rigió para el proceso de 2011, salvo el caso de los académicos que prepararán las preguntas y respuestas para los postulantes en la segunda fase del proceso.

Los aspirantes podrán ser sugeridos por las organizaciones sociales o colegios de profesionales y, si prefieren, pueden hacerlo de manera personal, según el artículo 11 de la propuesta; aunque el vicepresidente del MAS, Gerardo García, dijo que las organizaciones afiliadas al Conalcam podrán presentar a los candidatos que ellos prefieran, el ministro de Justicia, Héctor Arce, no comparte esa postura.

En 2011, el artículo 8 del reglamento también aceptaba las postulaciones a cargo de las organizaciones sociales o colegios profesionales.

En el caso de cumplimiento de género y pueblo indígena originario, el MAS introdujo el artículo 22 que establece condiciones para garantizar que los tribunales estén conformados tal como señala la Ley del Órgano Judicial y la Ley del Tribunal Constitucional: varones, mujeres y representantes indígenas.
En cuanto a los plazos, en 2011 las postulaciones se realizaron durante 28 días calendario; ahora se reducen a 22 días; para verificar el cumplimiento de requisitos era cinco días, ahora sube a nueve; para las impugnaciones se aumenta tres días con respecto al 2011. 

Según el artículo 18 de la propuesta, serán 24 días para el proceso: siete para la evaluación curricular; otros dos para el examen escrito y 15 días para las entrevistas personales.
En el caso del grupo de académicos invitados, estos tendrán la función de preparar las 720 preguntas y sus respectivas respuestas; además, verificarán los exámenes de los postulantes, después su papel será de observadores o veedores del proceso de selección. 

El puntaje en las fases se dividirá en: evaluación curricular 40 puntos; evaluación escrita 30 puntos y entrevista, 30 puntos. El mínimo que podrá obtener el candidato para habilitarse es de 56 puntos, en total.
Habrá cuatro tipos de examen para cada ente judicial. 

El idioma será con declaración jurada
 En 2011, el sexto requisito para los candidatos consistía en el dominio de al menos dos idiomas oficiales y en la disposición transitoria se señalaba que no se aplicaría de manera excepcional; han pasado seis años y este requisito fue llevado al noveno punto y el documento señala que los precandidatos seleccionados “antes de asumir al cargo deben presentar certificación o declaración jurada” que señale que hablan algún idioma. Por tanto no será inhabilitante.



 




En esta nota