BOLIVIA

MAS desoye el pedido de postergar juicio contra Cusi


El juicio de responsabilidades puede prolongarse hasta fin de año porque se encuentra en la lectura de las pruebas. Cusi no tiene con qué sustentar su tratamiento ni su alimentación

El magistrado suspendido del Tribunal Constitucional se desvaneció en la audiencia de ayer

13/04/2017

El Senado desatendió el pedido humanitario de suspender el juicio de responsabilidades contra el magistrado Gualberto Cusi hasta que este se recupere anímicamente y de salud. En la audiencia de ayer se reveló que la mamá del magistrado suspendido del Tribunal Constitucional vendió sus polleras para cubrir el tratamiento médico de su hijo.

La petición fue presentada por el abogado defensor, Williams Bascopé, pero el presidente del Tribunal, José Alberto Gonzales, declaró un cuarto intermedio hasta el 24 de abril, cuando debe reiniciarse la lectura de la pruebas.

“Pedimos suspender el presente proceso hasta que el magistrado Cusi pueda recuperarse anímicamente y de salud, y vamos a estar presentes, pero señores senadores, señor presidente, pedimos que entiendan que la situación extrema a la que ha sido llevado (Cusi), lo ha lastimado en su autoestima, es lo que pedimos en justicia y lo que corresponde en derecho”, dijo Bascopé en su alegato.

La suspensión de la audiencia se produjo después de que la senadora Carmen Eva Gonzales se acercara al presidente del Tribunal y le hiciera notar el malestar de Cusi. “Le dije, el doctor Cusi está mal, haga algo por favor y él me contestó, tiene razón, haremos algo”, relató la senadora pandina sobre ese pasaje.

Fue Gonzales quien consultó a los abogados defensores si el acusado estaba en condiciones de seguir. Williams Bascopé hizo uso de la palabra y recordó las penurias del acusado y cuando relató que la madre de este vendió sus polleras para sustentar su tratamiento, Cusi irrumpió en llanto y se desvaneció por un momento.

Ante esto, el abogado dijo que debía suspenderse el proceso y después de recuperado, su defendido acudirá al juicio, aunque reconoció que la enfermedad es terminal.

El presidente del tribunal afirmó que los suplentes deben hacer uso del ejercicio legal y ese periodo durará hasta el viernes 21, y dictó que el caso debía reanudarse el 24, si es que existen las condiciones de salud del acusado, previa valoración.

El fiscal del caso, que en este juicio está a cargo del  diputado Víctor Borda (MAS), dijo que es imposible atender el pedido de los abogados y que la norma establece la suspensión por 10 días y que si no existen las condiciones, se puede postergar otro periodo similar, pero que en ningún caso se puede suspender definitivamente el proceso.

Los abogados creen que debe atenderse en dos frentes, el lado físico, que debe estar a cargo de un especialista, y luego el estado anímico del suspendido magistrado, que en este momento es el más delicado porque Bascopé dijo que incluso perdió el interés de vivir y que eso es peligroso 

Su madre vendió las polleras para ayudar
Sin dinero, deprimido y agotado, así lucía ayer el magistrado suspendido Gualberto Cusi antes de que se iniciara otra sesión del juicio de responsabilidades que el MAS impulsa en su contra y tuvo que ingresar al estrado ayudado por uno de los abogados que lo defienden.

La debilidad que arrastra tiene el origen en la falta de dinero porque no puede trabajar, eso lo lleva a carencias familiares y hace una semana su madre tuvo que vender sus polleras para costear el tratamiento de su hijo.

“Mi madre me pidió entregarme al poder para que hagan conmigo lo que quieran, no voy a resistir", fue la única frase que lanzó el magistrado antes de iniciarse la audiencia, que poco después se suspendería por un leve desvanecimiento que sufrió.



En esta nota