BOLIVIA

MAS cierra las puertas del Chapare y disidentes masistas buscan al FRI


El partido de Carlos de Mesa denunció al MAS ante el TSE por negarle inscribir militantes en Shinahota. Aún así, el oficialismo no permitirá que la oposición haga campaña en el trópico de Cochabamba.

Los partidos apuran la inscripción de militantes
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

14/10/2018

No levantó nombres, pero dijo que son muchos. Saúl Lara, uno de los operadores políticos de Carlos de Mesa, reveló que disidentes del Movimiento Al Socialismo (MAS) tocan las puertas del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI) para apoyar la candidatura del exmandatario. En el oficialismo cierran el acceso para que otras fuerzas políticas ingresen a hacer proselitismo al Chapare cochabambino.

Lara fue ministro de De Mesa. Hoy está a cargo del comité político del FRI, partido que postula al expresidente. El opositor reveló que disidentes del MAS se les acercaron para aportar en su campaña electoral.

“Gente que originalmente estuvo en el MAS y hoy traicionados se están apersonando, veremos cómo trabajaremos con ellos, son muchísimos, no quiero levantar nombres, pero es gente que estuvo hasta en situaciones gubernamentales. Alguien me preguntó de Rebeca Delgado, era militante del MAS y no habló de una eventual candidatura, pero como ella muchos se apersonaron y están apoyando a Carlos de Mesa”, detalló Lara.



Sin embargo, Delgado descartó ser candidata en las elecciones de 2019. En 2006 fue constituyente del MAS y en 2008, viceministra de Coordinación Gubernamental. Luego fue elegida diputada y en 2012 llegó a ser presidenta de la Cámara de Diputados. Tenía mucha cercanía con Evo Morales, pero no así con Álvaro García.

Otro disidente que se acercó al FRI es Román Loayza, fundador del MAS. “Considero que es importante unificarnos todos alrededor de Carlos de Mesa. Pero si él no acepta unirse a nosotros no importa, iremos de todas formas”, resaltó el exconstituyente del partido oficialista.

La disidencia del MAS

Otro disidente que se acercó a De Mesa es Félix Santos, exdirigente campesino y también fundador del MAS. “Ellos pueden aportar y seguro veremos cómo trabajar con ellos”, insistió Lara.



En el oficialismo no dolió esta situación. El diputado David Ramos consideró que los disidentes del MAS están en su derecho de unirse a cualquier candidato, pero observó que se acercan a políticos vinculados a la privatización. “No nos llama la atención. Ya no son parte del MAS hace mucho tiempo y salieron por la ventana. Lo que puedo observar es que estén rogándose a políticos vinculados con la privatización, como es el caso del señor Carlos de Mesa”, dijo.

En el afán electoral, el MAS decidió cerrar las puertas del Chapare cochabambino a fuerzas de oposición que intenten hacer campaña en la zona cocalera, que es el bastión de Evo Morales.

“En cada una de las organizaciones sociales tienen sus formas, sus usos y costumbres, de no permitir, son reglas. Tienen el derecho, (pero) donde nuestras bases rechazan, tampoco se puede hacer con la fuerza. Si hay quienes están en ejercicio de algún cargo, hacemos cumplir, nosotros sancionamos, expulsamos, si quieren irse, que se vayan, pero no podemos tener ovejas negras dentro de nuestra organización”, expresó el vicepresidente del MAS, Gerardo García.

El FRI denunció que un grupo de personas y presuntos funcionarios de la Alcaldía de Villa Tunari atacó el pasado viernes, desde un vehículo oficial, el punto de inscripción de militantes del partido opositor en Shinahota, en el trópico de Cochabamba.

Por esta acción, el frente opositor demandó al MAS ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) por obstaculizar su campaña en la localidad de Shinahota. A pesar de la advertencia, el FRI seguirá con su campaña en el bastión oficialista.



Mientras el FRI avanza, los demás actores de oposición van a paso lento. Desde que De Mesa oficializó su candidatura a la Presidencia no hubo reuniones entre los líderes de oposición y mucho menos un intento de unidad.

Ayer, el gobernador Rubén Costas informó que mantiene reuniones con varios líderes de oposición, pero ratificó que los demócratas van con candidato propio a las primarias. “Me voy a reunir con todos y me vengo reuniendo con Samuel (Doria Medina), con Carlos (de Mesa), con ‘Lucho’ (Luis Revilla) que estuvo hace pocos días acá. Ayer lo hice con Víctor Hugo Cárdenas, que vino a visitarme”, destacó.