POLÍTICA

Lourdes Ardaya: “La justicia que es lenta no es justicia"”


Destacó que tiene casi 30 años como jueza y que ha invertido más de 6.200 horas de estudio en maestrías y diplomados

Ardaya ha presidido el Tribunal Departamental de Justicia

28/10/2017

El ciclo de entrevistas a los cuatro postulantes al Tribunal Supremo de Justicia por Santa Cruz se cierra con  Teresa Lourdes Ardaya Pérez, que al igual que los otros respondió por escrito.

¿Cuáles son los cinco méritos que lo hacen merecedor de un lugar en el Tribunal Supremo de Justicia, según usted?
Parto con una anécdota. Cuando asumí como jueza, no faltó quien dijera que no duraría más de 6 meses. Hoy he sumado casi 30 años en dicha función. Siempre traté de conjugar mi labor profesional con mi rol de madre y esposa, lo que implicó tiempo y sacrificio. Sobre todo porque impartir justicia es una tarea compleja y delicada que precisa de sensibilidad para juzgar sobre la vida de los demás.

También me mantuve al margen de los vaivenes políticos y recorrí desde jueza de instrucción hasta la presidencia del Tribunal Departamental de Justicia; sin embargo, mi mayor mérito ha sido llegar a mi casa y poder mirar a mis hijos honestamente, sabiendo que desarrollé mi labor con integridad y limpia conciencia.

¿Qué experiencia tiene en su carrera profesional?
Tengo los méritos que la candidatura exige. He invertido más de 6.200 horas de estudio en maestrías y diplomados. En lo profesional, he sido presidenta del Tribunal Departamental de Justicia en dos ocasiones. El cargo más alto de la justicia y en una región clave como Santa Cruz.

¿Cuál es su propuesta teórica que aplicará si la eligen para el Tribunal Supremo de Justicia?
La crisis de justicia es una crisis de nuestra sociedad. Planteo el cambio por una nueva justicia confiable, simplificada y eficaz.
Justicia confiable que permita el acceso en equidad e igualdad de condiciones. Que toda persona tenga la garantía de que será escuchada y que podrá hacer valer sus argumentos ante un juez. 

Justicia simplificada, para que la gestión sea más corta y menos costosa. La modernización tecnológica es una opción viable. En Bolivia, cerca de 7 millones de personas usan un smartphone ¿Por qué no poner la justicia en la palma de su mano? Eso agilizará los procesos, mejorará los niveles de confianza, transparentará la justicia y empoderará al ciudadano.

Justicia eficaz, porque los veredictos no deben dejar lugar a dudas. La justicia que es lenta no es justicia y, por eso, debemos acabar con la retardación. En la actualidad, 6 de cada 10 reclusos de Palmasola sufren por no contar con una sentencia.

¿Cree usted que hay independencia de poderes en el país?
Esta elección es una oportunidad para que el Poder Judicial se conforme por gente íntegra que busque una nueva justicia. Solo de esa manera lograremos la independencia debida.

Hay muchos cuestionamientos sobre casos de reclusos reincidentes que consiguen libertad, pese a haber cometido delitos graves. ¿Cómo se podrá arreglar esta situación?
Existe falta de eficiencia de algunos funcionarios judiciales que no remiten todas las sentencias al Registro Judicial de Antecedentes Penales (Rejap). Como consecuencia, hay reclusos reincidentes que salen en libertad porque no se pueden verificar sus antecedentes penales. Para que eso no ocurra más, es preciso ajustar controles sobre los funcionarios y mejorar la coordinación entre jueces de ejecución penal y de instrucción penal.



En esta nota



e-planning ad