BOLIVIA

Los 'guardianes' del Amazonas preservan la esencia de su casa sagrada


Los pueblos indígenas de Bolivia consideran al Amazonas como su casa sagrada, preservan su bosque sagrado frente al cambio climático con una gestión sostenible de especies como el lagarto o recursos como el incienso o el cacao que son la esencia de su forma de vida

Los "guardianes" de la casa grande, como los pueblos indígenas de Bolivia consideran al Amazonas, preservan su bosque sagrado frente al cambio climático con una gestión sostenible de especies como el lagarto o recursos como el incienso o el cacao que son la esencia de su forma de vida | EFE
Escuchar el artículo Pausar Lectura

21/04/2018

Los 'guardianes' de la casa grande, como los pueblos indígenas de Bolivia consideran al Amazonas, preservan su bosque sagrado frente al cambio climático con una gestión sostenible de especies como el lagarto o recursos como el incienso o el cacao que son la esencia de su forma de vida.

La gestión territorial de pueblos indígenas en zonas de la Amazonía boliviana ha logrado que su hábitat sufra mucho menos la deforestación, entre otros peligros que amenazan el pulmón del planeta.

La Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS, por sus siglas en inglés) se ha acercado por más de 18 años a los pueblos leco y tacana, que se encuentran en el norte de La Paz, y plasmaron en 17 publicaciones de estudios de caso su aporte en la conservación.

“Lo que nosotros queremos hacer con este material es visibilizar el gran valor que tiene la gestión territorial indígena y su visión", explicó a Efe el director del programa de conservación Gran Paisaje Madidi-Tambopata de WCS, el inglés Robert Wallace.

Los "guardianes" de la casa grande, como los pueblos indígenas de Bolivia consideran al Amazonas, preservan el medioambiente. EFE

“Tienen un rol proactivo y realmente se merecen un reconocimiento porque están comprometidos con su lugar, la conservación y el mejoramiento de sus medios de vida", indicó. La concepción de la naturaleza como "una fuerza sagrada" y la protección de la biodiversidad los convierten en los "guardianes" de los bosques.

“Para nosotros el bosque es nuestra casa grande y de acuerdo a nuestra filosofía debemos respetarla y cuidarla, pero a la vez, el monte nos cuida a nosotros porque nos da plantas medicinales y alimento", dijo a Efe el capitán grande leco, Ovidio Durán.

El también representante de la Central Indígena del Pueblo Leco de Apolo (CIPLA) explicó que desde sus ancestros hay una relación entre el hombre y la naturaleza que llega hasta lo "espiritual" que les impulsa a vivir en armonía con los demás seres vivos.

Es por ello que la gestión de su territorio se basa en los "planes de vida" que se diseñan entre las 21 comunidades del área para definir el desarrollo productivo, la educación, el cuidado del medioambiente, el fortalecimiento de su identidad y el manejo sostenible de sus recursos.

Exposición de fotos de pueblos indígenas en zonas de la Amazonía boliviana | Efe

Uno de los más importantes es una antigua tradición de recolección del incienso, que es una resina que se recoge de un árbol endémico del norte de La Paz, dos veces al año, pero que a la vez realizan acciones para su preservación.

Durán manifestó que el cambio climático les ha afectado con intensas lluvias e inundaciones, pero son conscientes que con su trabajo están aportando "a nivel mundial" a la preservación de un área amazónica "muy importante para la humanidad" para hacer frente a este problema.

“Pocos tenemos la suerte de ver lo valioso que es el bosque, es una necesidad de vida que podamos mantener y cuidar con mucha dedicación la naturaleza”, agregó.

De la misma manera, el pueblo indígena tacana realiza su propia gestión territorial que tiene un plan de manejo sostenible del lagarto, en la que definen zonas de protección y un censo de cuántos ejemplares hay en el territorio y solo cazan una vez al año.

Exposición de fotos de pueblos indígenas en zonas de la Amazonía boliviana | Efe

“La fauna y flora de nuestro territorio es muy importante, es una fuente de vida y estamos conscientes que conservando los bosques y las especies vamos a vivir mejor nosotros y las demás generaciones”, manifestó a Efe el presidente del Consejo Indígena Tacana, Constantino Nay.

Las comunidades deciden la zonificación de su territorio para definir para qué servirá ese espacio, que puede ser para el aprovechamiento del cacao, la madera, el ganado, el turismo y las fuentes de agua, entre otros usos.

Uno de los grandes aportes de este pueblo indígena es la reducción de la deforestación en su territorio, que de acuerdo a la WCS es cuatro veces inferior que en otras jurisdicciones de la región donde no se realiza la gestión territorial.

“La gente, el mundo debe estar consciente del significado de la naturaleza y apoyar la conservación, esperamos que nuestra gestión territorial pueda ser un ejemplo para otros pueblos de Bolivia y la región”, señaló el vicepresidente del pueblo tacana, Diego Uzquiano.

El material fue presentado esta semana en La Paz y está disponible en español, inglés y portugués.

Exposición de fotos de pueblos indígenas en zonas de la Amazonía boliviana | Efe

Los estudios de WCS reflejan el valor ambiental, económico y sociocultural de estos pueblos indígenas y tocan temáticas como su aporte en la conservación de fuentes de agua, los bosques, la fauna silvestre, la medicina tradicional, la revalorización de su cultura y el manejo sostenible del cacao y el incienso, entre otros.

También preservan la gastronomía, el idioma, la música y las historias que se pasan de generación en generación para que no caigan en el olvido.



 




En esta nota