SOLIDARIDAD

Llega la ayuda para pobladores de Buena Vista del Iténez


A poco más de una semana del voraz incendio, la Gobernación de Beni, el municipio de Magdalena y otras instituciones estatales entregaron víveres, medicamentos y cocinas a los "buenavisteños". Una brigada del Segip realiza la carnetización de los pobladores


Gran parte de las viviendas de Buena Vista quedaron reducidas a cenizas. Foto: Paul Bruckner
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

02/07/2019

Los pobladores de Buena Vista recibieron este martes a representantes de la Gobernación de Beni, del municipio de Magdalena e instituciones del Gobierno central que entregaron ayuda para los damnificados de esta esta localidad fronteriza con Brasil fue afectada por un voraz incendio la semana pasada.

“Se realizó la entrega de víveres, medicamentos y algunas cocinas que serán de gran ayuda para quienes han perdido sus hogares”, explicó Roxana Rapu, subalcaldesa de Buena Vista en contacto con El Deber. “Estamos más tranquilos, porque comprometieron ayuda para reconstruir los hogares”, señaló la autoridad.

Rapu aseguró que junto a la comitiva de ayuda, llegaron trabajadores de Servicio General de Identificación Personal (Segip) que están realizando la carnetización de los pobladores. Además, la Agencia Estatal de Vivienda realizó un levantamiento de información para coordinar la reconstrucción de inmuebles perdidos.



En días pasados, el arquitecto Edwin Bause, luego una reunión con el asambleísta Paul Bruckner propuso la reconstrucción de Buena Vista, pero aplicando un modelo que pueda aprovechar la biodiversidad de la región para desarrollar el turismo.

“Me parece importante mantener las características del lugar, pero además implementar hospedajes, restaurantes, miradores, un malecón, y una pasarela para que la gente que llega a este lugar pueda conocer la riqueza que atesora el lugar”, destacó el profesional.

El 24 de junio un voraz incendio en Buena Vista consumió gran parte de las viviendas en esta localidad que se encuentra en la provincia Itenez. Cerca de 200 personas se refugiaron en el municipio Costa Marques de Brasil, donde los pobladores se solidarizaron con los damnificados, ayudándoles con comida y medicamentos.

También te puede interesar:





 




En esta nota