BOLIVIA

La violencia y el festejo marcaron la jornada 
del 21F en el país


Las movilizaciones del oficialismo y la oposición lograron reunir a miles de personas. Por la mañana, se generó violencia y confrontación por la acción de los cocaleros y la COB en La Paz, que protestaban por otros motivos en las calles paceñas. En Santa Cruz hubo festejo

Conflicto con un sector los cocaleros de Yungas se enfrentaron con los agentes policiales. La Policía detuvo a más de 40 personas que atacaron una de las tarimas del oficialismo. Fotos: APG noticias

22/02/2017

La jornada comenzó tensa en La Paz. Un grupo de cocaleros de Yungas, que reclama por la modificación de la ley de la coca, destruyó una tarima donde los sectores afines al MAS tenían previsto instalar el acto central para posicionar lo que denomino el Día de la mentira, en alusión al referéndum del 21 de febrero de 2016, donde ganó el No a la reelección presidencial.


En la misma sede de Gobierno, pero por la noche, los opositores marcharon y se concentraron en la plaza San Francisco sin contratiempos para defender la victoria del No. La violencia también se asomó en Trinidad, la capital de Beni, cuando un grupo movilizado en apoyo al presidente Morales intentó ingresar por un sector donde estaban opositores que festejaban por el rechazo a la reforma constitucional. Solo hubo amagos de enfrentamientos.


El otro extremo se produjo en Sucre, donde surgió una movilización espontánea de personas que se oponen a un nuevo referéndum y utilizaron la tarima que había armado el oficialismo, en la plaza 25 de Mayo.

Violencia
La marcha de los cocaleros de Yungas, por un tema sectorial, derivó en la gasificación por inmediaciones de la calle Sucre, a un kilómetro del estadio Hernando Siles, donde se alistaban dos tarimas para recibir la movilización del MAS.


Policías y cocaleros se enfrentaron por más de dos horas. A su vez, un grupo de dirigentes yungueños llegó al estadio. Atacaron una de las tarimas, hicieron volar y rompieron sillas, también parlantes, y todo lo que encontraron a su alcance. Los cocaleros atacaron una estación de bomberos y quemaron una moto policial.


Los afines al MAS protagonizaron una extensa marcha, que partió de la ciudad de El Alto y terminó en el estadio Siles. Los militantes oficialistas, entre ellos muchos funcionarios públicos que abandonaron sus fuentes laborales, se concentraron en el barrio de Miraflores.
Por el centro de la ciudad circuló otra movilización de la COB, y de los Jubilados. Cuando la marcha oficialista pasó por San Francisco, hubo un intercambio de insultos. “Los provocadores que destruyeron el escenario de la movilización por el #21FDíaDeLaMentira no podrán parar la fuerza del pueblo en La Paz", escribió en su cuenta de Twitter la presidenta de Diputados, Gabriela Montaño.


En ningún momento los partidarios del Sí y del No sobrepasaron los insultos. Al final, mientras el presidente Morales jugaba fútbol en Cochabamba, sus sectores tuvieron su fiesta en la plaza del estadio.

Pedido de respeto al No
Por la tarde, hasta cierta hora parecía un fracaso, pero de a poco la convocatoria para celebrar el respeto al voto del 21 de febrero de la pasada gestión se consolidó, también reunió a miles de personas, y llenó San Francisco como horas antes se había abarrotado la plaza del Siles. 


Colectivos ciudadanos y opositores llegaron para pedir a Evo Morales que deje a un lado la intención de una nueva repostulación. Funcionarios de la Alcaldía de La Paz también fueron obligados a marchar.


 Miles llegaron a la plaza San Francisco portando carteles con el No y mensajes a Gabriela Zapata, la exnovia de Evo recluida en el penal de Miraflores. Saltando, bailando o caminando llegaban al punto de reunión, varios con poleras y chalecos de Soberanía y Libertad agrupación del alcalde, Luis Revilla 



Notas Relacionadas



En esta nota



e-planning ad