POLÍTICA

La oposición suma blancos y nulos; el MAS piensa en Evo 2019


El mandatario asegura que el fallo del TCP reconoce los resultados del 21-F. La oposición cree que esto es ofensivo

Evo Morales comenzó el día en La Paz, fue a inaugurar los Juegos Sudamericanos a Cochabamba, pasó por Santa Cruz y se fue a Brasil

05/12/2017

El presidente Evo Morales madrugó para defender la votación de las elecciones judiciales. A las 7:00 convocó una conferencia de prensa en Palacio Quemado, en la que elogió la participación ciudadana en los comicios y preguntó a la oposición “dónde está el 70% del voto nulo”.
Desde la oposición partidaria sumaron los nulos con los blancos para asegurar que hay dos tercios de rechazo a la elección de magistrados orquestada desde el Gobierno, mientras que el Movimiento Al Socialismo ya vuelca la página y sus diputados proclaman a Evo Morales como su candidato.

La paternidad del voto
Lo primero que hizo Morales en su comparecencia ante los medios de comunicación fue desligar al Gobierno de la votación del último domingo. Aseguró que el Ejecutivo no hizo ninguna campaña y acusó a la oposición de incluso haber contratado empresas para alentar el nulo. 
“Yo calculo que en promedio (el nulo) va a ser 50%”, dijo Morales, que en un momento de la conferencia en lugar de “nulo”, dijo “voto por el No”, ligando la votación de las judiciales al referendo de repostulación que perdió el 21-F, con un 51,3%.

Pese a que desligó a su partido y su Gobierno de los resultados, sí defendió a los magistrados elegidos. Consideró que un tercio de votos válidos es una proporción mayor a los votos recibidos por varios presidentes de la democracia pactada. Nombró a Jaime Paz, Hugo Banzer y Gonzalo Sánchez de Lozada, que accedieron al poder con entre el 18 y el 22% de los votos. No tomó en cuenta que en ese momento el padrón electoral era mucho menor al actual. 

 También tuvo tiempo de defender el fallo del Tribunal Constitucional, que le permitirá repostularse a las elecciones de 2019. Aseguró que la sentencia era legal, que respetaba los resultados del 21-F porque no había modificado la Constitución Política del Estado, que se aplicó el artículo 256 de la Constitución que da preferencia a la Convención Americana de Derechos Humanos por sobre la Carta Magna Boliviana.

Esta última parte molestó a la oposición. Para el vocero político de UN, Jaime Navarro, es ofensivo que Morales diga que se respetó el referendo. Señaló que si fuera así, no se estarían preparando para proclamarlo candidato en 2019. Soledad Chapetón, alcaldesa de El Alto y correligionaria de Navarro, consideró que el presidente necesita “un baño de humildad”, mientras que el senador demócrata Óscar Ortiz lamentó que el presidente no tenga una lectura más crítica de los resultados y que no se dé cuenta de que casi el 70% rechazó la elección. Ortiz suma blancos y nulos para llegar a ese porcentaje. 

“Esos bolivianos no rechazaron unas papeletas, rechazaron el abuso de poder del presidente, la manipulación de la justicia, el fallo del Tribunal Constitucional que desconoce los resultados del 21-F y a este Gobierno corrupto”, dijo. 

Eso trajo el desafío del diputado oficialistas Franklin Flores. “Si la oposición cree que el voto nulo es suyo, no debería tener miedo”, dijo. Aseguró que no cree que el 52% de la población se haya inclinado por el nulo por convocatoria de la oposición y los desafió a enfrentar a Morales en las elecciones de 2019. El MAS da por descontado que Evo será candidato y la proclamación puede ser este mismo mes. Preparan para el 16 de diciembre los festejos por el Día de la Revolución Democrática y Cultural (aniversario de la primera elección de Morales), prometen que llevarán a 1 millón de personas a Cochabamba y allí “festejarán” la sentencia del TCP. 

Mientras tanto, Luis Revilla, alcalde de La Paz, ratifica que no se repostulará y que, si logra organizar su partido, será candidato a presidente en 2019.



 




En esta nota