BOLIVIA

La exnovia del presidente salió de prisión al menos tres veces y su exabogado ve privilegios


Erlan Cabrera, actual abogado de Zapata, explicó que las salidas se registraron en los últimos 40 días por razones de salud. Destacó que sería censurable si se tratara de visitas a un spa o a algún centro de belleza. La exejecutiva de CAMC reaviva la polémica

Gabriela Zapata luce un abrigo de piel y conversa amigablemente con las policías que la custodian
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/10/2018

La defensa de Gabriela Zapata, la exnovia del presidente Evo Morales, reveló que en los últimos 40 días salió al menos tres veces del penal de mujeres de Miraflores para someterse a un tratamiento dental (de conductos) en un centro médico de la zona sur de La Paz.

“Está con un tratamiento hace 40 días; el video se filmó el jueves, cuando acabó su tratamiento. Fueron tres visitas, que se utilizaron para completar las sesiones requeridas por el especialista”, explicó el jurista Erlan Cabrera.

Las críticas no tardaron en llegar. Su exabogado Eduardo León manifestó que “los detenidos afines al Gobierno gozan de muchos privilegios y ventajas, en cambio los internos comunes o perseguidos del Gobierno estamos sufriendo tortura sicológica, quienes no nos dejamos someter somos perseguidos e investigados por todo, incluso con quien hablamos”.

El jueves, Zapata y sus dos escoltas policiales fueron vistos por los pasillos de la Torre Ketal, zona de Calacoto, en inmediaciones de un centro odontológico.

“Como es Zapata, todo hacen viral y todo para ellos es malo. Es inhumano lo que está haciendo la gente porque lo principal, después de la vida y la libertad, es la salud. Nosotros tenemos todo el respaldo, hemos solicitado permiso a juzgados”, explicó su defensor, de acuerdo a un reporte de radio Compañera. Aseguró que sería reprochable si se la hubiera visto ingresando a un centro de belleza o a un spa.

Manifestó que en el recinto en el que se encuentra la mujer no existen medicamentos ni instrumentos para siquiera sacar muelas. Agregó que la exgerenta de la empresa China CAMC, condenada a 10 años por legitimación de ganancias, no goza de privilegios. “Todo está conforme a derecho, no hay nada irregular”, arguyó.

En agosto, la exministra de Comunicación (2012-2015) Amanda Dávila y el ex estratega electoral del presidente Evo Morales Wálter Chávez, en un foro organizado por una plataforma afín al ‘proceso de cambio’ en La Paz, tuvo por foco algunos de los entretelones del caso Zapata, ese al que una parte del MAS le achaca la derrota en el referéndum del 21-F.

“Es cierto: nos traicionaste, nos traicionaste Wálter… en el referéndum. Ahí montaste, tú hiciste lo de Zapata. Porque antes, es cierto, has estado apoyándonos siempre, siempre. Hasta que un momento dijiste: me voy a ir a ese grupo con Doria Medina y nos traicionaste. Eso fue”, dijo. Y Chávez la desmintió una y otra vez ante un auditorio con personalidades de la política, como la senadora del MAS Adriana Salvatierra o la exviceministra Claudia Espinoza.

Tres semanas antes del referéndum de 2016, el periodista Carlos Valverde sacó a la luz que una alta ejecutiva de la empresa china CAMC, la boliviana Gabriela Zapata, había sido novia del presidente Morales, había anotado en el Registro Civil un hijo que le atribuyó y con menos de 30 años ya era ejecutiva de una empresa internacional que tenía más de $us 500 millones en contratos con el Gobierno. Poco después, tras una recta final de campaña marcada por el escándalo, Morales perdió el 21-F.

El clip que se viralizó en las redes sociales dura 11 segundos y muestra la sorpresa de algunas personas que se encontraban en la sala de espera del consultorio, en el interior de la torre Ketal, ubicada en la calle 15 de la zona de Calacoto.

Dos cuadras más abajo del consultorio se encontraban las oficinas de la empresa CAMC, donde se originó el escándalo que la llevó al centro de reclusión.



 




Notas Relacionadas



En esta nota