DÍA DE LA DEMOCRACIA

La democracia celebra 35 años con dos visiones sobre su vigencia y futuro


El presidente Evo Morales considera que desde que llegó al poder la democracia quedó fortalecida. La oposición y exautoridades creen que hay un grave riesgo por la intención de perpetuarse en el poder

Un grupo de jóvenes que exige el resto al 21F

10/10/2017

Este martes se cumplen 35 años de democracia sin interrupciones en Bolivia. El país va camino a completar una generación completa de hombres y mujeres que crecieron, se educaron y formaron una familia sin estar gobernados por una dictadura. Un triunfo que hoy celebraron por igual oficialistas y opositores.

Sin embargo, la mirada de la salud de la democracia es distinta en ambos frentes. El presidente Evo Morales considera que desde que llegó al poder en 2005 se fortalecieron las instituciones democráticas y esto ha contribuido a mejorar el país económicamente y socialmente.

"El 2005 el pueblo puso fin a esa democracia cuoteada y dio inicio a la Revolución Democrática y Cultural que hace realidad sueños anhelados", escribió Morales en su Twitter.

El mandatario considera que en este periodo de 35 años no hubo una democracia plena ya que por 20 años, desde que Hernán Siles Suazo dejó el poder, el país estuvo sometido a otros intereses.  

"Neoliberales usaron la democracia para reciclar a la dictadura con ADN y enajenar nuestras empresas con MNR. MIR “cruzó ríos de sangre”. Cuoteos y pactos se hacían a nombre de la democracia, de espaldas al pueblo, entre gallos y media noche y con padrinazgo de embajada de EEUU", escribió Morales.

Para los protagonistas de la lucha por la recuperación de la democracia el panorama es distinto. Si bien actualmente se goza de un Estado de derecho nunca como hoy existe un grave riesgo para perder lo que se ganó hasta ahora.

Son 35 años de democracia que han posibilitado, más que una forma de gobierno, una forma de vida; la ganancia histórica y el resultado cualitativo de esos 35 años debe respetarse, conservarse, vigilarse y defenderse”, dijo Juan del Granado, exalcalde de La Paz. 

Para Jaime Paz Zamora, expresidente de Bolivia, el riesgo es claro: La intención de Evo Morales de continuar en el poder pese a los resultados del 21 de febrero de 2016.  "Hay que ver si el presidente se da cuenta. Es preocupante por las actitudes que toma, pero lo que a mí me da esperanza es la claridad de la gente nueva, que no han conocido otra patria que la democrática, para la gente joven no habrá Evo Morales que se les imponga", dijo ayer en un conversatorio.

Para este martes se convocaron a marchas en celebración de los 35 años sin dictaduras. Ninguna por el oficialismo. La movilización, que reunirá a colectivos ciudadanos, cívicos pero también a los opositores al Gobierno, pedirá que en nombre de la democracia se respeten los resultados del 21 de febrero y la Constitución Política del Estado no sea modificada en el artículo referido al límite de mandatos para ser presidente y que hoy inhabilita una nueva candidatura de Evo Morales. 

 


 



Notas Relacionadas



En esta nota