MUNDO

La decisión terminó siendo de un juez


Los miembros del Gobierno de Malasia aprobaron el año pasado, por unanimidad, la retirada de la pena de muerte obligatoria por delitos de tráfico de drogas

Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/02/2018

Hasta el año pasado, todo aquel que fuera encontrado en posesión de drogas estaba condenado a muerte en el país asiático sin lugar a discusión.

Desde agosto del año pasado, la norma se flexibilizó pero aún debe ser ratificada por el Parlamento. El gobierno de Malasia aprobó por unanimidad la eliminación, del código penal, de la pena de muerte obligatoria para los traficantes de drogas.

Con la enmienda al Dangerous Drugs Act del 1952, los jueces podrán elegir qué condena aplicar a los imputados involucrados en procedimientos penales por tráfico de estupefacientes, señala el portal AsiaNews.

Sin embargo, la pena de muerte sigue siendo obligatoria para los delitos de homicidio y actividades terroristas.  

El 5 de enero de este año, el cruceño Víctor Eduardo Parada fue sentenciado a muerte tras haber sido encontrado en Kuala Lumpur, con medio kilo de cocaína.



 




Notas Relacionadas



En esta nota