BOLIVIA

La audiencia por el caso Katanas será esta tarde


Será en el juzgado noveno. El Gobierno, a través del ministro Carlos Romero, señaló que coadyuva con la investigación e intercambia información con tres países.

El propietario de Katanas, Marco Cámara, mientras era trasladado el jueves a la FELCC desde la Fiscalía.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

16/09/2016

La audiencia cautelar del propietario del bar Katanas, Marco Cámara, y del administrador del local, Gustavo Fernández, acusados por la Fiscalía por los delitos de trata y tráfico de personas y asociación criminal está programada para las 14.00 de hoy en el juzgado noveno de La Paz.

La Fiscalía, a partir de declaraciones de las afectadas, especialmente la de una brasileña que dijo que fue traída con engaños y que, una vez en Bolivia, fue explotada sexualmente y otros elementos estableció la probable autoría de ambos. La pena por trata y tráfico es de 30 años de cárcel.

Sin embargo, la realización de la audiencia judicial ya programada, estará también sujeta al informe médico, porque Marco Cámara tuvo ayer por la tarde una nueva descompensación y anoche tuvo que ser internado en el Hospital Arco Iris

En declaraciones a éste, como a otros medios de comunicación Juan Carlos Córdova, ex colaborador de Cámara con quien trabajó 15 años, aunque también integrante de la familia Córdova, a la que Cámara sindica de montar la supuesta trama de su denuncia con el objetivo de librarse de su competencia en el negocio de los clubes nocturnos, señaló que su ex jefe comete trata y tráfico, y señaló a dos policías, como custodios del dueño de Katanas hace al menos ocho años.

Cámara admitió que solicitó dos custodios policiales, y que ellos podrían testimoniar que todos sus negocios son limpios. Según Córdova, los dos uniformados conocían todo lo que hacía y podrían ser testigos claves en la investigación.

La consulta fue trasladada hoy al ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien señaló que "cualquier caso que involucre a funcionarios policíales o públicos, nosotros lo vamos a investigar y poner a conocimiento de las autoridades pertinentes".

Sobre el caso específico de los dos uniformados pidió tiempo para confirmar, "pero ustedes saben que cualquier persona a título particular o una persona jurídica puede tramitar protección policial bajo un contrato suscrito con el Batallón de Seguridad Física Privada, dependiente de la institución. Presumo que podría tratarse de esa situación. Sin embargo, vamos a pedir los informes correspondientes". 



 




En esta nota