EN PLENA SESIÓN DE HONOR

La Paz: Gritos de ‘Bolivia dijo No’ y ‘Evo, Evo, Evo’, interrumpen al ‘vice’


El alboroto entre opositores y oficialistas se registró en plena sesión de honor de la Asamblea Legislativa Departamental por el 209 aniversario de La Paz, cuando García Linera citó en su discurso a Doria Medina

El vicepresidente Álvaro García Linera | Página Siete
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/07/2018

En plena sesión de honor de la Asamblea Legislativa Departamental, por el 209 aniversario de La Paz, se registró un bochornoso alboroto, justo cuando el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, emitía su discurso.

El episodio, según publica Erbol, tuvo lugar en un auditorio del campo ferial Chuquiago Marka donde se desarrolló la sesión, cuando García Linera resaltaba las inversiones que hace el Gobierno central en La Paz. Pero, la tensión e interrupción se dio luego de que mostrara, en una diapositiva, una declaración de Samuel Doria Medina, en la que critica la construcción de la planta de San Buenaventura.

El ‘vice’ empezaba a lanzar sus ‘dardos’ contra el empresario y a acusarlo de estafar al Estado con la evasión de impuestos cuando reaccionó la asambleísta departamental de Unidad Nacional (UN), Claudia Bravo. La mujer, a gritos, le pidió dar cuentas de "la plata del Fondioc" y luego empezó a corear junto a sus compañeros "Bolivia dijo No".

Bravo y su bancada le instaron a García Linera a no politizar el acto de homenaje a La Paz y a respetar al departamento. Los asambleístas del MAS, que son mayoría, no se quedaron de brazos cruzados y contraatacaron coreando: "Evo, Evo, Evo".

Te puede interesar:

Ante la interrupción, García Linera aseveró que él no debe impuestos y que antes de hablar (haciendo referencia a Samuel), se debe pagar los tributos porque, de lo contrario, no se tiene autoridad moral.

Cuando intentaba seguir con su explicación nuevamente fue interrumpido por los gritos de ambos bandos. "Un ratito, los voy a instruir un poco", exclamó antes de seguir con su intervención en la que, entre otras cosas, destacó que en los últimos 12 años La Paz reportó, en promedio, un crecimiento económico de 5,5%, frente a los nueve años del neoliberalismo (1997-2005) que dan cuenta de un crecimiento del orden del 1,4%.

Casi al terminar la misma Bravo y su compañero Marco Fuentes le volvieron a gritar "Bolivia dijo No", mientras García se comprometía a seguir luchando contra los ‘vende patrias’.

No es la primera vez que los gritos de 'Bolivia dijo No' interrumpen o hacen pasar calores a las autoridades del Gobierno central, aunque no siempre han sido políticos de la oposición los que lo han coreado, las plataformas ciudadanas han hecho que traspase las fronteras del país.

Cabe recordar que en la consagración del cardenal Toribio Ticona este estribillo persiguió a Evo Morales, que acompañó al religioso boliviano, hasta el Vaticano. Un grupo de mujeres residentes en Italia vistieron poleras con esta leyenda y, pese ha haber sido retenidas por la seguridad del presidente, lograron conversar con el recién consagrado cardenal.

El 'Bolivia dijo No' cobró mayor fuerza luego de que el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), a finales de noviembre, diera 'luz verde' a reelección de Evo Morales para los comicios de 2019, ignorando los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016, donde el 'No' a su repostulación obtuvo la mayoría de votos ( 51,31%).  



 




En esta nota