POLÍTICA

Jurado responsabiliza a Goni por ejecuciones extrajudiciales


El tribunal los exoneró de homicidio culposo, lo que es visto como inconsistente por parte de la defensa. Presentaron una moción para que el juez anule la decisión. Se dio tiempo hasta el 4 de mayo para analizarla

Consideraron que este es un hito para los que luchan por los derechos humanos en todo el mundo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

04/04/2018

Quedo muy agradecido al jurado, que se ha pronunciado a favor de nosotros. Esta tragedia no la podían tapar sus abogados con un dedo”, dijo Eloy Rojas Mamani al salir de la corte de Fort Lauderdale, luego de que el jurado del juicio civil contra Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Sánchez Berzaín los declarara responsables de ejecuciones extrajudiciales durante la matanza de octubre de 2003. Vestido de un saco azul marino y una camisa tan rosada como el partido que llevó a Goni al poder, Eloy Rojas Mamani no podía ocultar su orgullo. 

Con él comenzó ‘octubre negro’. La tarde del 20 de septiembre de 2003, una bala entró por su ventana, en la casa de Warisata, y mató a Marlene, su hija de ocho años. Él encabezó la demanda contra las exautoridades en 2011, por eso, el caso lleva su nombre: Mamani contra Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín.

Ayer, un jurado de diez miembros definió que Goni y el ‘Zorro’ son “responsables de ejecuciones extrajudiciales”. Los exoneró del cargo de ‘homicidio culposo’, lo cual fue observado por los abogados de la defensa, al considerarlo contradictorio. En la misma audiencia, el juez del caso, James I. Cohn, les respondió que para él no eran decisiones irreconciliables.



De todas formas, los abogados que defienden a las ex autoridades bolivianas presentaron una serie de mociones tendientes a que Cohn aplique la ‘regla 50’, una norma estadounidense que permite al juez fallar a contrarruta de lo decidido por un jurado cuando considere que la decisión ha sido inconsecuente con la prueba ofrecida. Sucede muy pocas veces.  

“El juicio terminó, pero la última decisión del juez no ha llegado hoy –dijo Judith Chomsky, una de las abogadas acusadoras–. El jurado ha dicho que el expresidente y su exministro de Defensa son culpables. Lo único que permanece en manos del juez es si la ley les va a dar la protección para justificar lo que ellos hicieron, pero los hechos no los puede cambiar”.

No están de acuerdo los abogados de la defensa. A través de un comunicado firmado por Stephen Raber y Ana Reyes, consideraron que el veredicto es un paso más en el proceso, pero no el último. Explican que el tribunal solicitó información complementaria sobre lo que ellos propusieron al jurado: las muertes se dieron por fuego cruzado. También que habrá una sesión complementaria el 4 de mayo y luego el juez emitirá su sentencia. 

“No estamos de acuerdo con el veredicto y creemos que la prueba era tan escasa que el caso nunca debería haber llegado a un jurado. Confiamos en el proceso y creemos que el veredicto se revocará cuando la ley se aplique correctamente”, dijeron.

Los abogados de la parte demandante están convencidos de que la batalla no ha terminado. Chomsky agradeció a las ocho familias de bolivianos que les permitió llevar ante una corte de Estados Unidos por primera vez a un jefe de Estado y les aseguró que estarán preparados por si la defensa apela y el litigio llega a una corte federal. Eso demoraría el pago de las indemnizaciones hasta dos años. Ayer se habló de cifras que, sumadas, hacen un total de $us 10 millones. Se habló de tres millones para los padres de Marlene, 1,5 millones para Teófilo Baltazar, a quien le mataron a su esposa embarazada, y otros montos menores para los otros demandantes. Hay un acuerdo entre las víctimas: que lo que se consiga sea dividido entre los familiares de los 55 muertos oficiales de ‘octubre negro’.

“Hoy ellos hicieron historia. Es la primera vez en la historia de EEUU que un jefe de Estado ha tenido que responder por las violaciones de derechos humanos. Un tribunal de EEUU ha tenido que escuchar las voces de las víctimas de una masacre y los 10 integrantes del jurado decidieron que ambos acusados eran responsables”, dijo Thomas Becker, abogado de las víctimas.



Mauricio Balcázar, yerno de Goni, aseguró que la familia considera que el proceso no concluyó y que, en todo caso, los procesos civiles en
Estados Unidos pueden llegar hasta una Corte Federal antes de considerarse cosa juzgada.

Para Chomsky, en cambio, ya hay un hito imborrable: “Este no es un triunfo solo para estas ocho familias, o para los bolivianos, sino para todas las personas que luchan por los derechos humanos en todo el mundo”. Para ella, gracias a este juicio, su país no se convertirá en el refugio de tiranos que se ocultan allí luego de abusar y oprimir a su gente.



 




Notas Relacionadas



En esta nota