BOLIVIA

Jueces piden auditoría imparcial en caso Andrade


Los tres jueces del tribunal octavo de sentencia que absolvieron a Fabio Adhemar Andrade -preso recientemente en Brasil- dicen no huirle a un proceso pero exigen una investigación transparente

Los jueces cuestionados dieron a conocer sus posiciones sobre el caso. Foto: Fuad Landívar

20/10/2017

José René Quezada, Roberto Raúl Arias y Erwin Osinaga son los jueces, miembros del Tribunal Octavo de Sentencia, que enfrentan acusaciones de parte del Ministerio Público que cuestionan su accionar luego de que absolvieran a Fabio Adhemar Andrade Lima Lobo -hoy aprehendido por narcotráfico en Brasil- quien fue detenido en una avioneta con armas y sustancias químicas en 2012. Ellos defienden su fallo al indicar que la Fiscalía cometió varios errores durante el proceso y que no probaron la culpabilidad del acusado.

"Si el Ministerio Público quiere abrir un proceso, lo pueden hacer, pero que se lo haga en forma responsable; es importante que nosotros podamos establecer y decir de que este proceso sea sometido a una auditoría, para ver si con las pruebas presentadas por el Ministerio Público eran suficientes para condenar a una persona", cuestionó Roberto Raúl Arias.

El jurista agregó que este tema no solo debería manejarse por la Fiscalía porque ellos "tienen una posición negativa en contra de nosotros", y que tendría que participar también el colegio de abogados, la Asociación de Jueces y Magistrados, el Ministerio de Justicia y Transparencia, consejo de la Magistratura y el Defensor del Pueblo "para que vean de quien fue la falla, del Ministerio Público, de la Policía o de los suscritos jueces"

¿Porqué este tribunal dictó una sentencia absolutoria?

El juez Osinaga dijo a EL DEBER Radio que el acusado, Andrade Lima Lobo llega ya al tribunal liberado por la juez cautelar que también liberó la avioneta, es decir, "cuando llega a juicio el señor gozaba de cesación a la detención preventiva". 

Ya en el juicio la denuncia presentada por el Ministerio Público es una "acusación inexistente en el ordernamiento jurídico boliviano", "Nosotros no realizamos actos investigativos, lo prohibe la ley, todo lo que el Ministerio Público presente como prueba es lo que se valora en el juicio (...) Se lo acusó por el delito de tráfico de sustancias controladas en el grado de tentativa, ese delito no existe, de entrada se cometió un error, además de que en el cuadernillo de pruebas todo quedó desmentido", indicó.

Para su colega Roberto Rául Arias, "Aún si fuera el más grande delincuente, es deber de la Policía y la Fiscalía demostrar su culpabilidad con prueba idónea y suficiente si no presentan la prueba, existe un adagio, en caso de duda favorece al reo, más vale un culpable suelto que un inocente preso", enfatizó.



En esta nota



e-planning ad