bolivia

Insulza: “Era urgente que Chile demande a Bolivia”


El agente de Chile ante la CIJ dijo el domingo que su país no tenía otra salida que presentar la demanda contra Bolivia. Dice que reconocen el Pacto de Bogotá

Manatial de agua - Silala
Escuchar el artículo Pausar Lectura

19/06/2016

El agente de Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), José Miguel Insulza, dijo el domingo que demandar a Bolivia por el Silala era "urgente" porque hay una "amenaza", luego que el país gobernado por Evo Morales, tildara a Chile de ladrón y usurpador.

"No creo que había otra salida que presentar la demanda, se ha dicho otras cosas, por ejemplo que con eso estamos reconociendo el Pacto de Bogotá, lo cual a mi juicio es bueno; pero lo principal fue eso, el sentido de urgencia era que realmente hay una amenaza", indicó en entrevista con Tv Chile.

El 6 de junio, el Gobierno de Michelle Bachelet presentó ante la CIJ una demanda contra Bolivia, para pedir a ese alto tribunal que reconozca que el manantial Silala es de curso internacional.

El agente explicó que su país bien pudo esperar a que Bolivia presente primero su demanda tal como lo anunció el 23 de marzo; sin embargo, "cuando el presidente (Evo Morales) dice que le hemos robado el agua, que somos unos ladrones y unos usurpadores, estamos hablando de cosas mayores pues", dijo.

"Si usted tiene un ladrón que vive al lado de su casa, de pronto le construye un muro más grande, de repente le quita el agua, de pronto se la desvía, de pronto se la bloquea, y nosotros no podemos correr ese riesgo", mencionó.

Agregó que cuando su país comenzó a buscar abogados para plantear ese proceso, se enteró que Bolivia los estaba llamando también, toda vez que no son muchos los expertos, aunque pudo ser que no fueran los mismos.

La CIJ citó para el 23 de junio a los agentes de Bolivia y Chile para definir aspectos de orden procesal, en el marco de la demanda que presentó el segundo.

Posiciones de Bolivia y Chile 

Bolivia sostiene que el Silala son manantiales de la región de Potosí, fronteriza con Chile, cuyas aguas fueron canalizadas artificialmente por una empresa chilena en 1908 hacia el territorio vecino para su aprovechamiento en locomotoras.

Chile, por su parte, defiende que se trata de un río de curso internacional y por tanto tiene derecho a su uso.

El Gobierno boliviano anunció en marzo pasado que llevaría esta controversia ante el alto tribunal de Naciones Unidas, pero Chile se adelantó y hace unas semanas presentó su propia demanda sobre este asunto.

La demanda chilena pide a la CIJ que determine si el Silala son manantiales o un río internacional, mientras que la demanda boliviana, que aún no ha sido presentada, busca lograr de Chile una millonaria indemnización por el uso de ese recurso hídrico.

Segunda disputa entre Bolivia y Chile 


Esta es la segunda disputa bilateral que Bolivia y Chile llevan a La Haya, donde desde 2013 se dirime la centenaria reivindicación boliviana de recuperar una salida soberana al Pacífico, tras perder su litoral en una guerra contra ese país a finales del siglo XIX.



 




En esta nota