BOLIVIA

Imprudencia de chofer cansado causa accidente


El joven, de no más de 24 años, había llegado a Apolo de madrugada y volvió a salir. Dejó que una mujer de 57 años viaje en el pasillo, y ella fue la que perdió la vida.

El colapso en el centro de salud de la comunidad de Apolo. Fueron horas complicadas antes del traslado.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

10/09/2016

Exceso de velocidad, un vehículo viejo, un chofer de la flota Altiplano que descansó poco y aceptó que personas viajen en el pasillo del motorizado habrían sido las causas del accidente que se produjo en Apolo, La Paz, y que mató instantáneamente a una mujer de 57 años y dejó a 39 con heridas.

La presidenta del Comité Cívico Femenino, Melva Gámez, informó de que el hecho se produjo la tarde del viernes. La persona que perdió la vida en el accidente se llamaba Nicasia Casilda Vargas, de la comunidad Correo, ubicada a unos 35 kilómetros de Apolo.

Según las investigaciones preliminares, ella viajaba en el pasillo, “presumiblemente porque su destino no era La Paz, sino que solamente se transportaba hasta la zona donde estaba su vivienda y el chofer admitió que lo hiciera sin tener un asiento asignado”. De hecho, esa es una grave falta en la seguridad del viaje y los conductores permiten porque el costo del pasaje va a sus bosillos.

“El hecho se produjo a media hora de viaje. Es un sitio que tiene unas curvas cerradas. El motorizado, porque nadie controla a los choferes, iba a gran velocidad, según contaron los pasajeros. Además, por esta zona vienen vehículos muy antiguos, casi fuera de uso, a los que no hacen mantenimiento”, lamentó Gámez.

Fotogalería | Trasladan vía aérea a los heridos de Apolo a La Paz

,

Otro dato proporcionado por la dirigenta es que el chofer, “que no tenía más de 22 años, llegó en la madrugada del viernes. Iba a mantenerse en vela dos noches seguidas, y de hecho manejaba sin haber descansado lo suficiente y a gran velocidad. En una curva se encontró con un camión que subía cargado, trató de esquivarlo, pero el camión lo golpeó en la cola, con lo que el bus se precipitó al menos 100 metros hacia el barranco”.

Sin embargo, Nayo Llojlla Huasco, como ha sido identificado el chofer, asegura tener 24 años de edad y no 22, y que su licencia de conducir es categoría C. Pero, estos datos no pudo respaldarlos porque dijo que perdió toda su documentación.

Entre los heridos que fueron trasladados a La Paz, hay cuatro personas que están en una situación muy delicada. Entre ellas una profesora de un centro educativo de la zona y el nutricionista que trabaja en el centro de salud.

Dos vuelos trasladaron a los heridos de Apolo a La Paz, y todos ellos fueron repartidos al Hospital Boliviano-Holandés, al del Norte, en la ciudad de El Alto, mientras que otros llegaron al Hospital de Clínicas, al Arco Iris y al del Niño, en La Paz.

El centro de salud de Apolo es muy pequeño, tiene un personal médico que no pasa de cinco personas. “Obviamente fue un caos terrible, tuvimos que hacer una colecta para comprar medidamentos”, agregó Gámez.

,
,

Gestiones realizadas por legisladores, militares apoleños y con el apoyo del Ministerio de Salud y el Viceministerio de Seguridad Ciudadana se pudo gestionar la llegada de los dos aviones de TAM para los traslados.

EL DEBER evidenció que al Hospital de Clínicas llegaron seis personas. El médico de turno manifestó que cuatro de ellos están fuera de peligro, “pero hay dos que están bajo observación, tienen politraumatismos, y el otro con un trauma encéfalo craneal de gravedad aún en estudio. El resto recibieron golpes y en algunos casos rotura de huesos de extremidades que deben ser tratadas”, dijo el galenoa.



 




En esta nota