POLÍTICA

Hermetismo en traslado de Alto Mando Militar a edificio de exUsaid


La oposición señala que el presidente Evo Morales usará la entrega para atacar una vez más al Gobierno de EEUU

Las oficinas del nuevo Comando en jefe se encuentran en Obrajes, zona sur de la sede de Gobierno

Hace 5 días

El presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera asistirán hoy al acto que se manejó en medio de estricto hermetismo, en el que el ministro de defensa, Reymi Ferreira, entregará las instalaciones del edificio donde funcionaba la agencia de cooperación Usaid al Alto Mando Militar.

Este medio intentó comunicarse con el ministro de Defensa, Reymi Ferreira; con el comandante en jefe de las FFAA, Luis Orlando Ariñez, pero ninguno de ellos aceptó la solicitud de entrevista planteada.

Ayer por la mañana, se ultimaban detalles. En la pared del frontis central, por ejemplo, se instalaron las letras que señalan que la infraestructura será ahora la sede y el cuartel general de la máxima autoridad de la entidad castrense, el comandante. 

La decisión emanó del gabinete el 25 de octubre a través de un decreto supremo que le entrega al máximo jefe militar un terreno, que tiene una superficie de 7.469 metros cuadrados, y que por primera vez abandonará el Gran Cuartel Militar de Miraflores, donde tradicionalmente funcionó junto al Comando del Ejército.

Evo Morales expulsó en mayo de 2013 a Usaid del territorio nacional. Su argumento fue que la agencia estadounidense realizaba políticas de “injerencia” mientras operaba con la cooperación. 

El presidente de la comisión de seguridad, policía y Fuerzas Armadas de la Cámara de Diputados, Franklin Flores, prefirió no emitir opinión al respecto, y aseguró que incluso desconocía si es que todo el edificio iba a ser ocupado por el Comando en jefe. De hecho, tres ministerios trabajaban en esa infraestructura.

El diputado opositor Wilson Santamaría manifestó que lamenta “que la nacionalización de la lucha contra el narcotráfico y la expulsión de la DEA terminen en la inauguración de edificios que pertenecían a la embajada, al Gobierno norteamericano, y pasen a dependencias de las FFAA del Estado”, dijo.

El asambleísta complementó que “muestra la gran exigencia en materia constructiva por parte del Gobierno. Lo que yo denomino las ironías del cambio. Habrá que ver qué dice el presidente, seguramente será motivo para estrellarse contra un Gobierno con el que hacen política y les sirve siempre de chivo expiatorio para echarle la culpa de nuestros problemas”, acotó.

Las críticas proliferaron en la oposición. Su colega de UD, Luis Felipe Dorado, cuestionó el traspaso y sentenció: “Lo veo como un capricho más que el presidente Evo Morales les otorga a los militares”, consideró el legislador. 



En esta nota



e-planning ad