BOLIVIA

Hay dos procesos por muerte de obrero en Casa del Pueblo


Un trabajador perdió la vida al caer al vacío en edificio del nuevo Palacio de Gobierno. La Policía y el Ministerio de Trabajo investigan para ver si es un accidente laboral o hubo negligencia

El obrero cayó al vacío desde el piso 22. El hecho ocurrió a las 9:30, según el informe de la empresa

20/05/2017

Un obrero de la empresa Tauro, que trabajaba en la construcción del nuevo Palacio de Gobierno, murió ayer por la mañana al caer al vacío cuando descargaba una losa. Este es el segundo accidente laboral en una semana que involucra a un operario de esa firma constructora. El viernes 12, un hombre que hacía mantenimiento en el techo de Palacio Quemado quedó colgando porque cedió un vidrio catedral.

A consecuencia de ese hecho, el Ministerio de la Presidencia  emitió un comunicado exigiendo seguridad para los obreros e instruyó una investigación para sancionar a los responsables. Sin embargo, una semana después ocurrió la muerte del trabajador y de inmediato se inició un proceso desde el Ministerio de Trabajo y la Policía.

El hecho
Según el informe de la empresa Tauro, a las 9:30 de ayer el obrero Ruddy Cuentas Mendoza, de 35 años, cayó desde el piso 22 cuando intentaba descargar material para el hormigón y, 
de acuerdo con versiones de los trabajadores, se vaciaba la estructura del ascensor.

El ingeniero Fernando Martínez, especialista en seguridad ocupacional y avalado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), dijo que a simple vista se observa que la empresa estaba cumpliendo con las medidas de seguridad industrial.

 “No conozco la empresa, no sé si ellos tomaban las medidas de seguridad, pero por las características que se pueden ver y porque conozco la obra, se contaba con las medidas de seguridad; vi varias veces a los trabajadores con el arnés, la línea de vida vertical y horizontal, los andamios y la fachada cubierta”, dijo el experto.

Asimismo, afirmó que no se puede tomar el accidente ocurrido en el hall de Palacio Quemado como un antecedente porque son hechos totalmente distintos, aunque hayan sucedido en una misma obra, por tanto los evaluadores deben fijar su investigación en este hecho que puede tener dos tipos de características.

La primera porque es una investigación laboral, ya que existen normas para este tipo de trabajo y refirió la existencia del decreto 2936, que fue promulgado en abril.
La segunda puede ser una investigación penal siempre y cuando hubiera ocurrido el hecho en diferentes circunstancias, como que el obrero haya sido lanzado al vacío, que aparentemente no es el caso.

El decreto 2936 establece las responsabilidades de la empresa contratista y la de supervisión de la obra, pero al mismo tiempo refiere, en su artículo 9, la obligación que tienen los trabajadores de utilizar todos los equipos de seguridad que debe brindar la empresa.

En el artículo 11 señala las prohibiciones para la contratista de la obra, por tanto la empresa tiene prohibido permitir a sus trabajadores realizar labores sin las medidas de seguridad que exige la norma.
Los constructores refieren el término ‘autoconfianza’ de los trabajadores, que se niegan a utilizar el arnés, casco, guantes de seguridad o los protectores auditivos porque afirman que no estarán mucho rato en un determinado lugar.

Tanto las autoridades de Estado como los responsables de la empresa se negaron a dar explicaciones del hecho; se limitaron a publicar tres comunicados en los que garantizan el pago del sepelio del obrero fallecido.

La investigación
La Policía envió un equipo de expertos para el levantamiento del cadáver y, paralelamente, el Ministerio de Trabajo también destacó un equipo de seguridad industrial para que verifique lo que sucedió en el accidente.

Según los expertos, no se busca a un culpable del hecho, sino las causas del accidente y después de ese informe se evaluará si el caso se resuelve en el ámbito laboral o debe pasar a la justicia ordinaria.

El Ministerio de Trabajo tiene 24 horas administrativas para entregar su informe, lo que significa que el lunes hará conocer el documento de las conclusiones, con las recomendaciones del caso.
Paralelamente a este trabajo, la Policía hace su propia investigación. Ayer, el comandante general de la Policía, Abel de la Barra, dijo que el equipo se desplazó apenas se conoció el hecho en horas de la mañana.

Extraoficialmente se conoció  que la causa de la muerte fue traumatismo craneoencefálico severo; las fuentes explicaron que hubo explosión del cráneo y se dificultó la recolección de los restos de Ruddy Cuentas. La autopsia se realizó por la tarde en la morgue del hospital Obrero y, luego de ese procedimiento, la familia trasladó el cuerpo a una funeraria local.

En el comunicado que leyó el ingeniero Julio Lara, jefe de la obra, la empresa Tauro correrá con los gastos de sepelio y con las obligaciones laborales que tiene con la familia.

Mientras que el Ministerio de la Presidencia, a través de otro comunicado, expresó su solidaridad con la familia y volvió a exigir a la empresa que asuma las medidas de seguridad correspondientes para garantizar el trabajo que se realiza a gran altura. 

En el otro edificio estatal, que se construye a dos cuadras de la denominada Casa del pueblo, el presidente de la cámara de Senadores, José Alberto Gonzales, dijo que se reunieron con los ejecutivos de la empresa constructora y de la firma encargada de la supervisión para pedir seguridad de los obreros; dijo que en este momento no se ve la obra porque se trabaja cinco pisos hacia abajo, por el subsuelo. 



En esta nota



e-planning ad