BOLIVIA

Habla Ville, el fotógrafo de Gabriela Zapata


Luego de que se difundieran las imágenes, el fotógrafo cruceño cuenta cómo es trabajar con la expareja de Evo Morales, a quien le hizo cuatro sesiones en dos años

Leonardo Ville fue elegido por Gabriela Zapata para hacerse cargo de todas sus sesiones de fotos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/04/2016

¿Dónde hicieron la sesión de fotos?
Las sesiones de fotos se hicieron en muchos lugares, en Santa Cruz, en estudio, en su casa de ella en La Paz también, en la zona sur.

¿Cuántas sesiones le hiciste?
Son varias, no te puedo dar el número exacto, pero hablamos más o menos de cuatro sesiones.

¿En qué lapso fueron todas esas sesiones?
No puedo dar una fecha exacta, pero fácil pueden ser dos años.

¿Con qué fin se sacaba las fotos ella?
Por un tema ejecutivo al principio y yo le daba el servicio de la forma más profesional.

¿Después vinieron fotos más sexys?
Y luego lo normal en una mujer, que es el sector en el que yo me manejo, que son fotos más privadas. Sí, se hizo y se han difundido por otros medios. 

¿Tenés idea de por qué ella buscó a Leo Ville? ¿Cómo te contactó y por qué?
No sé, soy una persona que tiene mucha paciencia en lo que se refiere a trabajar con mis clientes y creo que aparte ella conocía mi trabajo por referencias. Ella llegó a contactarme para que le haga producciones.

¿Qué sabías de ella cuando te contactó?
Sabía que era una ejecutiva que manejaba una empresa como en la que trabajaba.

¿No sabías nada de su relación con Evo Morales?
No, no sabía nada de eso.

¿Qué te pareció la sesión? ¿Qué tal la actitud de Gabriela? ¿Qué tal su evolución desde la primera hasta la última sesión?
En realidad esas son las cosas que yo me guardo de mis clientes. Yo respeto mucho eso, quiero aclararlo. No tengo problema, si me preguntan si yo hago material para alguna persona, no lo niego porque es la realidad, pero dar información sobre temas personales, o su carácter, cómo se comporta una persona, no lo hago, no es mi papel. Solo doy un servicio profesional y me limito a eso. Es un tema muy privado como para opinar sobre sus cosas personales.

¿Más allá del carácter de ella, la sentiste cómoda en las sesiones?
Yo siempre doy confianza a los clientes porque retratar a una persona es llegar a su intimidad como imagen, entonces tienen que confiar en uno y uno tiene que darles seguridad y lograr que se sientan bien, y eso es lo que hago yo cuando las estoy retratando, con todos los clientes, y ella no fue la excepción.

¿Quién la maquillaba?
Prefiero no dar nombres de quiénes fueron a maquillar, trabajo con muchos profesionales en un nivel alto y prefiero no dar los nombres porque en este tema que ya agarró realce prefiero no decirlo porque no es lo adecuado. Tendría que pedir permiso para hacerlo. En este momento yo doy la entrevista porque se evidenció que yo hago las fotos y no fue por mi gusto que se dieron a conocer, ni porque yo las publiqué sino porque ellos están metidos en un asunto político, pillaron un archivo personal de ella que es el que yo le di como un servicio.

¿Cuántas personas participaron en la producción fotográfica?
Las producciones fácilmente tienen de 5 a 6 personas, entre maquillador, asistente y siempre alguien que acompaña a la cliente para que se sienta más confiada. Ese es el promedio.

¿Recordás quién acompañaba a Gabriela?
Nadie de relevancia, es decir, no sé quién era, pero son las personas que siempre están en una casa, lo demás es la gente de producción.

¿Alguna vez comentó algo sobre su hijo o habló de Evo Morales?
A pesar de que hicimos sesiones en su casa, no supe nada, no vi nada, ni mi trabajo es investigar. Como con cualquier cliente, yo llego hasta donde ellos me dejan fotografiar y en este caso hicimos fotografías en su casa, la misma que veo que es muy conocida en La Paz.

¿Ella escogía las locaciones?
Claro, fue en su casa y las demás en estudio, solamente en esos lugares.

¿Y qué tal el estado físico de Gabriela Zapata?
Puedo hablar muy bien de eso, se nota en las fotos, hay retoques donde ella me pide como cliente, pero eso solo lo sabemos ella y yo, no se puede publicar, pero tiene una buena figura. Es una persona que se cuida mucho. Se nota en las fotos de celular y en las que están en mi poder y que tengo el permiso de publicación, es derecho mío como fotógrafo, es mi derecho de autor.

¿Te llamaron mucho cuando surgió el asunto de Gabriela Zapata en los medios?
Poco, en realidad yo estaba de viaje, de vacaciones en Brasil y en realidad yo no uso Facebook, solo WhatsApp, y tenía mi celular dañado justo para el viaje, así que me enteré de muy poco, pero supe que ella estaba en problemas, y lamentablemente el único que le hizo fotos de ese nivel fui yo y son las que usó todo el mundo y se publicaron sin mi autorización.

¿Cuántas fotos sacás por sesión?
Como unas 15 fotografías buenas por cada sesión, con un nivel óptimo.

¿Y dónde viste las fotos que hiciste a Zapata?
Las que yo produje se hicieron para varios medios de comunicación, como Sociales Vip, El Deber y la revista Divas, que yo sepa. Eran más para sociales, aunque el tema era ejecutivo por la empresa en la que ella trabajaba.

Esas fotos que sacaste de Gabriela con la gente de la CAMC para la separata ¿son tuyas?
Sí, se las hice para una separata que se publicó en El Deber, se tomaron en casa de ella.

Además de las fotos de Gabriela ¿has tomado alguna de su familia?
Solo con ella y la gente de la CAMC.

¿Qué viste en Gabriela Zapata?
Para mí es una clienta a la que doy un servicio y guardo el material en privacidad porque ella tiene el derecho sobre él. En este caso doy una entrevista porque ese material ya ha sido publicado sin mi permiso en todos los medios y lo que hago es dar una entrevista para explicar que es una clienta más.

¿Por qué cuando se desató todo el problema estabas reacio a hablar?
Porque no me dedico a temas políticos, doy servicios profesionales como fotografía y producción a políticos, lo he hecho hasta con presidentes y personas muy conocidas que han sido candidatos y hasta con personajes internacionales. Me tocan siempre este tipo de personajes y lógicamente no hago investigaciones de quién me contrata. Entonces para mí un cliente es muy respetable siempre.

¿Qué pensaste cuando te enteraste de quién era Gabriela Zapata?
Fue un poco de sorpresa, pero ya estoy acostumbrado a ver tantas cosas en este país. No es que no me sorprenda, pero lo veo accidental, en este país han pasado tantas cosas que ya nada me sorprende, después de todas las faltas de respeto al individuo. Me sorprende porque la conozco, pero sabemos que en este país no se respetan muchas cosas.

¿Llegaste a tener alguna relación de amistad con Gabriela Zapata?
No niego el saludo a nadie, menos a mis clientes; ni niego algún tipo de detalle. Obviamente voy a muchos eventos, me relaciono en cócteles con todo el mundo. Es uno de mis trabajos, lo más importante para uno es el cliente.

¿Ella te contrató como Gabriela Zapata o como CAMC?
Como Gabriela Zapata.

¿Se puede saber cuánto cuesta la sesión?
Nunca doy precios. Me gustaría que se diga que estoy dando esta nota porque sé que no será orientada políticamente. Nunca digo precios públicamente porque es una falta de respeto a los clientes.

¿Por qué la elegiste para portada de la revista Divas? ¿Salió dos veces no?
Sí. En realidad cuando la gente me contrata seguido, debe recibir algún plus. Era una buena clienta mía y yo la traté como eso.

¿Pagó la portada de Divas?
No.

¿Y estas son las únicas fotos de ese tipo de Gabriela?
Sí, ya no hay más fotos, ya se publicaron todas, por eso estoy dando la nota.

,
Gabriela Zapata
La expareja de Evo Morales quiso una seria de imágenes sexys, las mismas que fueron difundidas por su familia y con su autorización
Gabriela Zapata
Gabriela Zapata durante una de las últimas sesiones fotográficas que se realizó con Leonardo Ville


 




En esta nota