BOLIVIA

Gobierno: no dejaremos que San Matías sea tierra de nadie


Producto de un operativo antidrogas un joven resultó muerto. La población reaccionó de forma violenta y se quemaron vehículos, equipos y dependencias de Umopar

Producto de la muerte de un joven la población quemó dependencias de Umopar I Foto: archivo.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/06/2018

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, advirtió el viernes que no se permitirá que la "pequeña" población de San Matías, en la frontera con Brasil, se convierta en "tierra de nadie", tras la muerte de un joven en fuego cruzado con agentes antidroga.

"Como Gobierno expresamos nuestra profunda preocupación por lo que pasó en la localidad de San Matías, pero advertimos que no permitiremos que esa pequeña población, frontera con Brasil sea tierra de nadie", dijo a los periodistas.

Conoce más: 

Según Cáceres, el joven Franz Alejandro Álvarez falleció la semana pasada en fuego cruzado con los agentes antinarcóticos tras una persecución policial, en la carretera de San Matías, ubicada al extremo este del departamento de Santa Cruz.

Manifestó que a la orden que dieron los agentes para que pare, el vehículo en el que se encontraba Álvarez emprendió la fuga "raudamente" y se inició la persecución a cargo de una patrulla de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar).

"Lamentamos la muerte de ese boliviano, pero no había sido ningún angelito, esta persona y su familia tienen antecedentes por delitos de narcotráfico", explicó.

Lea también: 

El Viceministro de Defensa Social dijo que paralelamente a la investigación sobre la muerte del joven se indaga a las personas que "protegen al narcotráfico", quienes instigaron a la violencia y la quema de la unidad policial, donde se perdieron vehículos, motocicletas, fusiles M-16, pistolas, cargadores y municiones.

Cáceres expresó también su preocupación por la "difamación" que realizan los miembros de la oposición al señalar que ingresaron a territorio nacional carteles criminales de Brasil.



 




En esta nota