BOLIVIA

Gobierno afirma que Evo 'se preocupó' por su hijo


El vicepresidente detalló la historia contada por el mandatario sobre lo que sucedió en la relación. Morales pide que la familia de la empresaria le permita "recoger" al menor

Evo Morales y Gabriela Zapata
Escuchar el artículo Pausar Lectura

29/02/2016

El Gobierno asegura que el presidente Evo Morales "se preocupó" del niño que tuvo con la joven empresaria, Gabriela Zapata, y reiteró la versión oficial sobre una información, aún no comprobado, que cuenta el fallecimiento del menor. 

"Le dijeron que el niño está enfermo, que tenía que viajar para hacer la intervención médica y el presidente Evo colabora financieramente, y después de haber insistido semanas y semanas, le dijeron que el niño ha fallecido", contó el vicepresidente García Linera.

Conoce más: Evo promete encargarse del hijo que tuvo con Zapata

El sábado Pilar Guzmán, tía de Zapata, afirmó que el menor está vivo, permanece en La Paz y tiene entre 8 a 9 años, declaración que fue corroborada a EL DEBER por la abogada Ángela Burgoa, una de las defensoras en el caso.

"Se preocupó como cualquier padre, después preguntó y no se le dijo la verdad. No quiero preguntar al presidente qué dolor le causo eso, simplemente como antecedentes hay que revisar la declaración que hizo el presidente hace algunos días", agregó la segunda autoridad. 

Lea también: Familia de Zapata fija 48 horas para dar su verdad

Hoy el propio Morales dijo, que si está vivo, "quiero que me presenten, quiero conocerlo, quiero hacerme cargo de él y cuidarlo" a tiempo de reiterar que "hubo divergencias sobre el fallecimiento del bebé. Yo creí en las palabras de la madre".

En la primera declaración sobre el menor, Evo dijo: "evidentemente a Gabriela Zapata Montaño (la) conocí en 2005. Es la verdad que era mi pareja. En 2007 tuvimos un bebé y lamentablemente, nuestra mala suerte, ha fallecido. Tuvimos algunos problemas y a partir de ese momento nos distanciamos".

Puedes ver: Zapata movió más de 10.000 dólares y alistaba viaje

La empresaria está detenida y afronta un proceso judicial por delitos de legitimación de ganancias ilícitas, enriquecimiento ilícito con particulares al Estado y uso indebido de influencias en grado de complicidad; su familia denuncia amedrentamiento ante su verdad.



 




En esta nota