BOLIVOA

Gobierno advierte que falta lo peor de las lluvias y aumentan las víctimas


Cinco municipios declararon zona de desastre y un solo departamento declaró emergencia departamental. El informe oficial habla de 6.322 familias afectadas en todo el país. 140 viviendas serán reconstruidas, pero en terrenos ediles.

Grupos de rescate contribuyen a la evacuación de los damnificados y algunas pertenencias
Escuchar el artículo Pausar Lectura

05/02/2018

Lo peor de las lluvias no ha pasado y las riadas que afectarán principalmente a Beni se producirán en los siguientes 10 días; las autoridades nacionales y departamentales esperan que este desastre no llegue a la gravedad que alcanzó en 2014 y preparan las acciones de contingencia, informó ayer el ministro de Defensa, Javier Zavaleta.

“Esto no ha terminado, estamos en la mitad de la época de lluvias, se prevén golpes de agua en Tarija y Beni, y esto ocasionará más inundaciones. Estamos en estado de apronte. Todos los recursos de Defensa Civil como los presupuestos incorporados se destinan para atender a las familias. Tendremos novedades, porque esto no ha terminado, eso es seguro”, dijo la autoridad en conferencia de prensa.

Anoche, ocho ministros fueron convocados a la residencia presidencial, donde se definieron tareas para encarar las emergencias que se presenten en los siguientes 10 días, que es el tiempo que calculan se producirán más inundaciones en el oriente del país, principalmente.

Los ministerios destinados a atender las emergencias son: Presidencia, Educación, Gobierno, Justicia, Defensa, Comunicación, Desarrollo Rural y Salud. El ministro Zavaleta dijo que él fue designado para dirigir las operaciones de salvataje. 

De acuerdo con el informe preliminar del Gobierno, son 6.322 familias afectadas en siete departamentos: Tarija, Potosí, Cochabamba, Santa Cruz, Chuquisaca, La Paz y Beni. Prevén la reconstrucción de 140 viviendas que colapsaron totalmente por las lluvias.

“El compromiso del presidente es que en los próximos meses se reconstruyan las viviendas, no en el mismo lugar del desastre, pero sí en otros terrenos donde las alcaldías destinen espacios para la edificación”, dijo Zavaleta a los medios.

En la capital beniana, el gobernador Álex Ferrier dijo que los problemas seguirán en esta semana y adelantó que la próxima inundación vendría en 10 o 18 días, y que las provincias Mamoré, Yacuma, Iténez y Vaca Diez tendrán dificultades con el agua.

Anticipó que este segundo golpe tendrá una magnitud intermedia entre la inundación de 2007 y la de 2014. “Dios nos salve de otra inundación como la de 2014”, expresó Ferrier.

Mientras, en el país, las emergencias no cesan y hasta el momento cinco municipios –Cotagaita, Camargo, San Javier, Las Carreras y Monteagudo– fueron declarados zonas de desastre; otros 15 declararon emergencia municipal y un solo departamento, Beni, declaró emergencia departamental.

Vacíos

Vecinos de las comunidades Guanay, Teoponte, Mapiri y Apolo, en el norte de La Paz, lanzaron voces de auxilio para que ingrese Defensa Civil, pero hasta ayer, las autoridades desconocían el dato y se pusieron en contacto con esas poblaciones.

Zavaleta dijo que el Gobierno habilitó la línea gratuita 800101901 para que autoridades comunales, municipales o departamentales hagan llegar los pedidos de ayuda, incluso a ese número pueden llamar los mismos afectados si las autoridades locales no atienden las emergencias que se produzcan.

Ayer se informó de la inundación de la población de San Andrés, ubicada sobre el río Ibare (Beni). La Armada prevé llevar ayuda hoy a través del afluente y auxiliar a las familias.

Pero según el reporte de Erbol, más de 50 viviendas se inundaron por efecto de la crecida de las aguas, informó el ingeniero Narciso Flores Cardozo, funcionario de la Alcaldía local, quien especificó que son 53 viviendas inundadas. Estimó que por ese evento hay más de 70 familias damnificadas.
 
Los recursos

En los últimos años el promedio de gasto para la época de lluvias osciló entre los 14 y 75 millones de bolivianos, y hasta el momento el Ministerio de Defensa atendió las emergencias con recursos propios.

Aunque el Presupuesto General del Estado 2018 del Ministerio de Defensa es de Bs 2,9 mil millones, el desembolso de este viceministerio será de Bs 160.000. El equipamiento y gestión de las FFAA será de Bs 2,4 mil millones. El ministro de Defensa no reveló la cantidad dinero que erogaron hasta el momento y el presupuesto para atender las emergencias en todo el país.

Un chiste 

Asimismo, en referencia a la polémica que desató el comentario del presidente en Tupiza, donde le dijo a una afectada: “Evo cumple, Tupiza no cumple”, el ministro Zavaleta dijo que se trató de un chiste de Evo Morales y que la oposición magnificó este episodio, que el Gobierno considera como una anécdota que fue tomada con tintes políticos.

Los opositores creen que el ministro hace el ridículo al tratar de explicar un acto de soberbia del presidente Juan Evo Morales.



 




En esta nota