BOLIVIA

García Linera niega tráfico de influencias en caso de empresa china


El vicepresidente recordó que el Gobierno ejecutó una boleta de garantía a CAMC, lo que prueba que no se está protegiendo a nadie. Acusa a la oposición de "guerra sucia"

El vicepresidente, en conferencia de prensa, donde dijo que presentó sus documentos dentro del plazo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/02/2016

El vicepresidente Álvaro García Linera rechazó las denuncias en contra del Gobierno por un supuesto tráfico de influencias en el que estaría implicada la empresa china CAMC y su gerente comercial, Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales.

García Linera recordó, en entrevista con la Red Uno, que uno de los primeros contratos que se hizo con CAMC, para la construcción del ingenio San Buenaventura se firmó en 2011, mientras que el de la obra del ferrocarril a Bulo Bulo fue en en 2013, y la vinculación laboral de Zapata a esta empresa china fue recién el 2015.

Sobre el contrato para la construcción de la planta de evaporíticos en el Salar de Uyuni, firmado luego de la contratación de Zapata, en agosto de 2015, aseguró que el presidente Evo Morales pidió que este caso sea investigado para que se averigüe si en verdad hubieron irregularidades.

"Esta fue una invitación pública internacional y si hay alguna duda el presidente dijo que que se haga una investigación y que Contraloría investigue este contrato", señaló García Linera.

El vicepresidente además recordó que se rescindió contrato con CAMC en noviembre de 2015, por incumplimiento en la construcción del ferrocarril a Bulo Bulo. 

"¿Qué significa eso? que estamos en proceso de ejecución de sus boletas, dos boletas. Si hubiera tráfico de influencias no habría ejecución de boleta de garantía, se le hubiera dado más opciones para que revise el tiempo para cumplir", dijo García Linera. 

García Linera responsabilizó a la oposición de impulsar una "guerra sucia" en medio de la campaña por el referéndum constitucional y dijo que no cree que al final esto afecte al "Sí", ya que se está revelando la verdad en torno a las falsas acusaciones contra el presidente Evo Morales. 



 




En esta nota