POLÍTICA

García Linera hubiese preferido que Incahuasi sea campo compartido


La Gobernación de Santa Cruz afirma que el Gobierno nacional debería pedir disculpas a Chuquisaca


El vicepresidente, en la rueda de prensa que dio en Chuquisaca
Escuchar el artículo Pausar Lectura

01/08/2018

Cuatro meses después del conflicto limítrofe que paralizó Chuquisaca, el vicepresidente Álvaro García Linera retornó ayer a la capital para ofrecer una conferencia de prensa y expresar el deseo de que él habría preferido que el campo gasífero de Incahuasi sea compartido con Santa Cruz.

“Me hubiera gustado que este lago de gas estuviera para este lado un pedazo. Me hubiera gustado, en lo personal, porque es justo; porque Chuquisaca quiere más fuentes de recursos, Santa Cruz tiene varias fuentes de ingreso”, dijo, para luego reconocer que la realidad es otra.

El secretario de la Gobernación de Santa Cruz, Vladimir Peña, dijo que esas declaraciones demuestran que el Gobierno es el responsable de esta confrontación que hubo entre los dos departamentos y que el mismo Ejecutivo debiera pedir disculpas a las dos regiones por haber generado el conflicto.

“El hecho de que lo haya dado a conocer en Sucre significa que quiere lavar la cara del Gobierno después de todo el engaño a Chuquisaca, le han generado falsas expectativas y me parece que buscan una salida compensatoria cuando ofrecen inversiones millonarias que no están mal, nosotros no criticamos eso”, criticó el secretario Vladimir Peña.

El vicepresidente dijo que si se manipulaba los datos para beneficiar a una u otra región, se habría generado una desorganización total y que en ese caso el Estado habría perdido seriedad. “Claro que es más justo pero en estos temas de límites no hay que jugar nunca, la gente se mata por límites, llegado el momento esas cosas uno tiene que tratarlo con pinzas”, afirmó.

Es el segundo encuentro de las máximas autoridades nacionales con autoridades y medios de Chuquisaca, el jueves pasado el presidente Evo Morales se reunió con autoridades de esa región y prometió inversiones por 2.514 millones de dólares.