BOLIVIA

Gabinete analizó media hora las movilizaciones el 10 de octubre


La ministra de Comunicación asegura que la reunión de Gabinete duró poco más de cinco horas y que se aprobaron tres decretos supremos. Se habló más de Vallegrande que de la oposición

La autoridad nacional anticipó que el pueblo defenderá la

12/10/2017

“La duración de la reunión de gabinete fue la habitual. Comenzó a las 14:30 y terminó a las 19:35”, aseguró anoche la ministra de Comunicación Gísela López, que aseguró que es el tiempo que suelen durar los gabinetes de los miércoles, que por lo general se realizan por la mañana, entre las 5:00 y 10:00. 

Según López, ayer se aprobaron tres decretos, uno referido a la marca país y dos sobre desarrollo productivo. Además, se analizaron otras dos propuestas de decretos que no habían pasado por el control de Udape. Uno de ellos referido al congreso internacional del gas que se realizará en Santa Cruz en noviembre, pero no se aprobó hasta que pase el control legal respectivo. A dicho encuentro está invitado el presidente ruso Vladimir Putin. 

Eso sí, López admite que el 30% del gabinete estuvo dedicado al análisis de la coyuntura política, pero de ese tiempo, casi el 70% estuvo dedicado a hablar sobre la conmemoración de los 50 años de la muerte del Che, realizado entre el sábado y el lunes último en Vallegrande. La ministra asegura que se abordó el resultado del relanzamiento de Evo Morales como líder político a escala regional, sobre la situación política de Brasil, Argentina y Venezuela y cuando abordaron el tema de las movilizaciones no se tomaron más de 30 o 40 minutos.  

Vimos que la oposición trató de vincular la democracia a su concentración, pero no lo logró. Consideramos que fue un fracaso de la derecha, porque no logró el nivel de convocatoria esperado, a pesar de tener 10 días para convocarla y el apoyo logístico de fuera del país. Vimos que desde Estados Unidos se contrató servicios de Internet. Suponemos que lo pagaron las exautoridades que fugaron del país”, dijo López.  

Para López, tanto el ministro Eugenio Rojas y el viceministro Hugo Siles negaron que se habló de las concentraciones porque no tenían permiso para hablar del contenido del Gabinete

“Le aseguro que para nosotros las concentraciones fueron un fracaso.  Seguramente el análisis hubiera sido más largo si llevaban 100.000 personas, pero no fue así”, remató López. 

Eso sí, admitió que el presidente Evo Morales salió raudo de Palacio rumbo a la residencia de San Jorge, pero no porque quisiera evitar a la prensa, sino porque allá lo esperaba el embajador de Ecuador para una reunión.



En esta nota



e-planning ad