BOLIVIA

Fuego cruzado de tuits por el caso de Valverde


Los periodistas Carlos Valverde, Andrés Gómez, el columnista Rubén Atahuichi y el politólogo Fernando Mayorga mostraron sus diferencias por el tema del supuesto hijo

Las últimas declaraciones de Carlos Valverde generaron polémica sobre el caso Zapata.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/05/2016

Las últimas afirmaciones del periodista Carlos Valverde en las que cambia de versión con relación al supuesto hijo de Gabriela Zapata y Evo Morales, asegurando ahora que el hijo no existe, desató polémica en el Twitter.

Rubén Atahuichi, columnista de La Razón, que escribió un artículo titulado “La lección de Valverde: ‘información seria’”, donde cuestiona a Valverde por haber lanzado una información al fragor del referéndum por una eventual repostulación del presidente Evo Morales en la que mostraba documentos sobre la existencia del supuesto hijo y que ahora “resultó una injuria o al menos un bochorno periodístico”.

Al respecto, Valverde comenta en su tuit: “Bueno! Atahuichi se las da de censor! Igual no me retracté. Trabaja periodismo paragubernamental”. En otro mensaje anterior, Valverde dice que Evo reconoció legalmente al niño en 2008 y que él mostró documentos de ese hecho en 2016, por lo que no inventó nada y que sí hubo tráfico de influencias.

Por su parte, el periodista Andrés Gómez señala en su tuit que “Valverde y Evo se desmienten; ambos dijeron el hijo existió; además, García (Linera) aseguró que Evo conoció a su hijo; la tía desmiente a todos”.

Según Gómez, “insistir en desdimes y diretes es desplazar el tema del fondo: se dañó la ética periodística y la estética comunicacional”.

A su vez, el analista político Fernando Mayorga lo cuestiona y señala que “es un axioma el vínculo entre mentira y política, así como el nexo entre verdad y labor periodística. Demostrarlos es el tema”, a lo que Gómez le responde: “No confundas el todo con la parte en un contexto en el que al jefe al que defiendes convirtió el Ama Llulla en un mandato” y asegura que se está “ocultando información y se está presionando para que no declaren, hay fuentes amenazadas”.



 




En esta nota