BOLIVIA

Fiscalía pide cárcel para excomandante policial por muerte de Illanes


La exautoridad es procesada por los delitos de incumplimiento de deberes y denegación de auxilio, durante el conflicto con los mineros cooperativistas en Panduro en agosto de 2016

El excomandante de la Policía, René Rino Salazar Ballesteros. Foto: APG/ Archivo

30/09/2017

El Ministerio Público pidió la detención preventiva del excomandante de la Policía boliviana, general Rino Salazar, imputado por la muerte del exviceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, según la documentación a la que accedió ANF.

"La comisión de fiscales solicita la detención preventiva del imputado (Rino Salazar), primero porque, tal como antecede del fundamento expuesto, se tiene que el imputado es con probabilidad autor del hecho", señala el documento al que tuvo acceso este medio de comunicación.

Salazar fue imputado por los delitos de incumplimiento de deberes y denegación de auxilio, cuando el exviceministro de Régimen Interior fue tomado de rehén durante el conflicto desatado por los mineros cooperativistas en contra del Gobierno el 2016.

El 25 de agosto de 2016, los cooperativistas mineros protagonizaron una serie de bloqueos en la carretera La Paz, Oruro y Potosí, un grupo numeroso activó su protesta en la localidad de Panduro, punto central de las movilizaciones que terminó con el asesinato de Illanes.

Esa jornada, el entonces viceministro Illanes se dirigió a Panduro para dialogar con los movilizados, pero fue tomado como rehén, en ese momento, según las indagaciones Illanes instruyó a la Policía que estaba en alrededores, no intervenir.

"Cuando la víctima a súplicas pidió la no intervención policial porque su vida estaba en total peligro de muerte extremo, que era de pleno conocimiento del excomandante de la Policía boliviana, posteriormente a conocimiento de la muerte del exviceministro Illanes, de las diligencias e investigaciones policiales el cuerpo del occiso fue trasladado también a la carretera con dos ataúdes", detalla la Fiscalía.

Pero los efectivos del orden al mando del general Salazar y del entonces comandante de la Policía de La Paz, coronel José Luis Aranibar (imputado en este caso), procedieron "a gasificar" a los bloqueadores en la carretera "sin importar la vida del exviceministro Rodolfo Illanes", quien ya estaba retenido por los cooperativistas el cerro Pukara.

La Fiscalía alega que este hecho desató los enfrentamientos entre policías y cooperativistas dejando un saldo de varios heridos por parte de los mineros, y el desbloqueo policial se convirtió en una represión violenta "sin medir las consecuencias".

Por ello el Ministerio Público presume que este escenario conflictivo provocó la ira de los mineros que procedieron a torturar y asesinar a Illanes.
 



En esta nota