BOLIVIA

Fiscalía de Chile dice que Rosalva enamoraba con un narco


La ciudadana boliviana fue hallada muerta en territorio del vecino país. Siguen las investigaciones para aclarar lo sucedido. Una rencilla habría acabado con su vida

El caso despertó un gran interés en el país por la forma en la que fue victimada la mujer. (Imagen de archivo)

04/10/2017

Rosalva Gómez Bejarano, ciudadana boliviana, tenía una relación de pareja con Edwin Montaño, traficante de drogas, según la Fiscalía de Chile. El cadáver de la mujer apareció el 29 de agosto a un costado de la ruta que une la ciudad de Iquique con la localidad de Alto Hospicio.

Como el sujeto formaría parte de una organización rival, el 28 de agosto, un día antes de que se encontrara el cuerpo de la mujer, miembros de la banda se lo llevaron engañado junto a Marian Gómez hasta esa zona en el norte con la intención de darle muerte.

Conoce más I Detienen en Chile a seis sospechosos del asesinato de boliviana

Tras una audiencia judicial, quedaron en prisión preventiva ocho miembros de una organización delictual dedicada al tráfico de drogas denominada 'La Familia', vinculados con el homicidio de la ciudadana boliviana Rosalva Gómez Bejarano.

La fiscal a cargo del caso, Virginia Aravena, indicó que el imputado conocido como 'tío Sam', era el jefe operativo de la organización, mientras los otros imputados cumplían funciones de sicariato, de traslado y de guardar las armas, entre otras actividades.

Lea también I Evo pide justicia por boliviana asesinada en Chile

Durante la audiencia se exhibió algunos audios de interceptaciones telefónicas que daban cuenta cuando el 28 de agosto los imputados se ponían de acuerdo para buscar armas y llevar engañado al “Pollo” hasta las tomas Naciones Unidas. Sin embargo, cuando logran subirlo a un taxi, se dan cuenta que iba acompañado de Rosalba Gómez, lo que queda de manifiesto en un audio en el que indican que Edwin Montaño se subió al auto junto a la "hembra".

La banda delincuencial dio muerte al 'Pollo' y luego se comunicaron para decidir qué hacer con la mujer, a quien mantenían en un local llamado "Burguer Khing", amarrada de pies y manos, decidiendo llevarla hasta el zigzag de bajada de Alto Hospicio, donde le dan muerte de un balazo.



En esta nota