BOLIVIA

Ferrier ve ‘mano cruceña’ detrás del rechazo a la vía


Se espera que Evo Morales promulgue hoy la ley que anula la intangibilidad del parque. Un cívico cruceño dice que Ferrier defiende el ‘interés político cocalero’


13/08/2017

“Nos están queriendo mandar un discursito enlatado”, dice Álex Ferrier con voz grave, como advirtiendo algo. “Esta es una pelea que nos están mandando desde afuera”, remarca. Para el gobernador de Beni, que hoy, a las 8:00, acompañará al presidente Evo Morales en la promulgación de la ley que levanta la intangibilidad del Tipnis en un coliseo trinitario, los intereses del empresariado cruceño son los que se oponen a la carretera San Ignacio de Moxos-Villa Tunari a través del Tipnis.
 
Con un legajo de diapositivas de una presentación en la mano, el representante del MAS asegura que lo único que le faltó a Beni para tener un camino que lo uniera con Cochabamba fueron unos Bs 10 millones. Explica que en 2000, cuando Banzer era presidente y Ernesto Suárez Sattori era prefecto de Beni, el Consejo Departamental, a petición de la dirigencia indígena del Tipnis, planteó la construcción de la carretera por el mismo trazado que hoy se rechaza. Incluso tiene documentos que muestran que la Prefectura de ese entonces invirtió Bs 10 millones en abrir un camino y, cree, que el ministro de ese entonces, cuando Tuto Quiroga se hizo del poder, Claudio Mansilla, no dio el dinero suficiente para continuar con la apertura de la vía porque, de acuerdo con él, respondía a los intereses del empresariado cruceño.
 
Luis Fernando Camacho, vicepresidente del Comité pro Santa Cruz, ha querido contestarle a Ferrier. “Esa posición, la de acusar a los cruceños, es política y tiene por detrás los intereses del partido de Gobierno: quieren expandir la coca”, ha dicho  el cívico. Para él, los argumentos de Ferrier no toman en cuenta la protección constitucional de los parques nacionales y tierras comunitarias de origen (TCO) ni el flagelo del narcotráfico.
 
El gobernador se ha pasado la semana contando esta historia a quien la quiso escuchar. La expuso en una reunión en San Ignacio de Moxos, repartió los documentos en las comunidades indígenas que visitó en el Territorio Multiétnico 1, la difundió en entrevistas en canales y radios y la contó a El DEBER en su despacho frente a la plaza trinitaria. Con documentos, mostró cómo la carretera resurge en el 84 durante el Gobierno de Siles Zuazo, cómo Banzer y Tuto la mencionan y cómo Gonzalo Sánchez de Lozada la hace parte de la red vial fundamental.
 
“¿Acaso no había cocaleros en el 2000, cuando Tuto quería la carretera?
Sé que me van a decir que como soy del MAS no me opongo a que nos llenen de cocaleros el parque, pero en el 2000 ya había cocaleros y narcotráfico en el Tipnis”, dice Ferrier.
Tuto Quiroga ya se refirió a la carretera a través del Tipnis en una entrevista publicada el 6 de agosto en EL DEBER y aseguró que históricamente las carreteras hechas en Bolivia le han dado la vuelta a los parques naturales para no afectarlos.

Consultado sobre si fueron los indígenas que solicitaron que la carretera atraviese el Tipnis, Fernando Vargas, expresidente de la subcentral, dice que nunca vieron la propuesta referida por Ferrier y añade que sí existe la intención de hacer la carretera desde los inicios de la República, como dicen ahora los que están a favor de la ruta, pero que nunca se realizó porque todos los gobiernos respetaron que allí vivían indígenas. “Ahora parece que tenemos un monarca que hace lo que le da la gana”. 

La contrapropuesta
La noche del viernes, el encuentro de organizaciones, a la cabeza de la Central de Pueblos Moxeños del Beni (CPMB), definió pedir un referendo nacional para que todo el pueblo decida si se quiere una carretera a través de un parque que le pertenece a todos. En el encuentro, que reunió a las cabezas de organizaciones indígenas que están alrededor de la carretera, denunciaron que con obras se están dividiendo a los indígenas y pidieron una auditoría internacional al proceso de consulta de 2012 y que es la justificación para construir la vía. Para ellos, sin embargo, ese proceso es nulo.
 
También consideran nulas las firmas de apoyo a la nueva ley que suplirá la norma de intangibilidad. Según Benigno Nosa, excorregidor de Galilea, llegaron a sus comunidades hablando de proyectos productivos, recolectando firmas para dotar de semillas, pero al final esas actas fueron adjuntadas al proyecto de ley aprobado en La Paz. 



Notas Relacionadas



En esta nota



e-planning ad