BOLIVIA

Familia de argentino desaparecido molesta por resolución de fiscal


Nicolás Crichigo ingreso al país a bordo de una bicicleta en enero de 2014. Una fiscal rechazó la investigación por considerar que no es un caso de trata y tráfico

Nicolás Crichigno
Escuchar el artículo Pausar Lectura

25/08/2016

A la familia del ciudadano argentino Nicolás Crichigno, que desapareció en marzo del 2014 en Bolivia, le causó indignación por la resolución de la fiscal Graciela Copas que rechazó la investigación por considerar que no es un caso de trata y tráfico de personas.

En contacto con este diario, Katherine Crichigno, hermana del desaparecido, dijo que están en desacuerdo con esa determinación, ya que no sustentan ni explican las razones.

“Cuando estuve por Tarija denuncié la desaparición de mi hermano y solo necesitaban que lo busquen porque algo le pasó. ¿Cómo puede ser que los que están para ayudar no lo hagan?”, preguntó Crichigno desde Buenos Aires (Argentina) donde reside.

Nicolás Crichigno era un mochilero que ingreso al país a bordo de una bicicleta el 4 de enero de 2014 para cumplir una travesía iniciada hace 4 años en Córdoba.

Durante su estancia en Tarija, el argentino estaba en contacto permanente con su familia en su país de origen y desde marzo perdió el contacto cuando trabajaba temporalmente como peón de César Anachuri, un propietario de camiones de alto tonelaje.

Pese a la denuncia ante la Fiscalía de Distrito, las investigaciones no avanzaron como esperaba la familia Crichigno hasta recibir la resolución de la fiscal de materia, Graciela Copas, en las últimas horas.



 




En esta nota