POLÍTICA

El oficialismo defiende el cambio de rol y la oposición le dice ‘servil’


Para el oficialismo, las FFAA estaban devaluadas antes de la llegada de Morales al poder. Los opositores critican que los militares hayan enarbolado banderas del MAS


La lealtad de las Fuerzas Armadas no ha sido puesta en duda por Morales en sus casi 13 años al frente del país
Escuchar el artículo Pausar Lectura

08/08/2018

Hay empate técnico en las percepciones sobre las Fuerzas Armadas. Los políticos suman sus visiones de respaldo y de rechazo. El oficialismo ve un cambio radical en la gestión de los militares desde que Evo Morales llegó al poder, en enero de 2006, y cuestiona a los opositores por reprochar la labor que cumplen las tres fuerzas. En el bloque opositor y de ex jefes uniformados están los que piensan que las FFAA cayeron en una especie de “servilismo” al poder político, lo que es correspondido con infraestructura y cargos para los jefes militares luego de dejar las armas.

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, consideró que dos factores cambiaron el rol de las FFAA a partir de 2006. Apuntó a la modernización de las tres fuerzas militares como el eje de la renovación, pero destacó también que los uniformados ahora tienen más contacto con el pueblo al coadyuvar en labores sociales, como la entrega del bono Juancito Pinto o en tareas de emergencias.

Evo Morales siempre destacó que la corriente militar cumplió desde su creación un trabajo antiimperialista, justamente el mismo eslogan ideológico que tiene su partido político.

“Por principio, no solamente en Bolivia, sino en todo el mundo las FFAA deben ser nacionalistas y ser nacionalista es automáticamente ser antiimperialista o anticapitalista”, dijo en enero de 2017.

Esa visión es la que molesta a la oposición y a algunos ex jefes militares. El excomandante del Ejército Marcelo Antezana lamentó que la cúpula militar de los últimos años haya convertido a las FFAA en una “célula política” tras participar en congresos del MAS o apoyos al denominado proceso de cambio.

“La asistencia de los jefes militares a un acto político es un delito y es un riesgo, ya que consolidan un sistema absolutista y dictatorial porque están convirtiendo a las FFAA en una célula política”, reprochó Antezana.

El ex jefe militar fue senador por Concertación Nacional y fue procesado por el caso misiles chinos. Antezana recordó que en un acto del MAS en marzo de 2013 los comandantes militares asistieron a un congreso del oficialismo flameando banderas del partido.

El bloque parlamentario opositor también cuestionó el accionar de los jefes militares de turno al apegarse a posiciones políticas afines al oficialismo. El diputado Gonzalo Barrientos consideró que los beneficios llegan a la cúpula y no a los efectivos de bajo rango.

“Solo mire dónde están los excomandantes. O son premiados como embajadores o tienen un cargo jerárquico en el país. Eso es producto del servilismo político que tienen al actual partido de Gobierno. Pero lo llamativo es que se autodefinen como antiimperialistas como también lo hace Evo Morales”, señaló Barrientos.

Zavaleta lanzó un duro reproche a esa postura. Dijo que los que critican la nueva doctrina militar desconocen la historia del país y de las propias FFAA. “Son personas que no han leído ni tienen conocimiento alguno de la historia ni del país ni de las FFAA, ya que desde antes de 1825 es la lucha contra el colonialismo español, contra la expansión imperialista española”, replicó.

El excomandante José Argandoña valoró el crecimiento en infraestructura y armamento, pero cuestionó la “vinculación política” que existe con el partido oficialista.

“Hoy las FFAA están equipadas, no como quisiéramos, pero se avanzó. Lo que hay que reprochar es esa vinculación política, ya que no podemos aceptar que los comandantes apoyen un partido político o asistan a congresos políticos”, dijo Argandoña.

Sin embargo, el alto mando militar de turno respaldó el denominado proceso de cambio en varias oportunidades. Los jefes militares se justificaron argumentando que ahora son parte del pueblo y que cumplen labores sociales.

“Las FFAA habían perdido su identidad, pero hoy cuentan con lineamientos institucionales claros para consolidar el pensamiento descolonizador y antiimperialista que se viene implementando a través de la Escuela Antiimperialista de manera que nos permita volver a nuestras esencias y por lo mismo reposicionar nuestra identidad”, remarcó Luis Ariñez, excomandante en jefe en la gestión pasada.



 




En esta nota