ESCENAS

Exclusivo: Reynaldo narra su historia desde su casa


En exclusiva, Reynaldo Ramírez Vale mostró el lugar donde vivía hasta aquel día que fue detenido para luego ser conducido a Palmasola, acusado de un crimen que no cometió



08/07/2017

Reynaldo Ramírez Vale, el joven que fue sentenciado a 30 años de cárcel sin derecho a indulto por un crimen que no cometió –salió libre tras encontrarse al verdadero autor de un feminicidio- llevó a EL DEBER a su lote y su pequeño cuarto que adquirió en Satélite Norte.

Ahí vivía hasta antes del crimen a Verónica Menacho Chilo (22), ejecutado por Moisés Bascopé Zambrana (24), que luego de las pericias de la Policía fue encontrado y aprehendido. Reynaldo en ese tiempo trabajaba en la termoeléctrica de Warnes y dormía en este cuarto.

De forma exclusiva abrió la puerta del que él considera su lugar. La noche del 24 de noviembre sufrió un accidente en su motocicleta y quedó herido; la Policía lo auxilió y atendió el caso. Estuvo internado en un hospital de Warnes y todo quedó registrado en el parte policial.

Su accidente fue la noche del 24 y la madrugada del 25 es asesinada  Verónica Menacho. Esta prueba fue presentada al tribunal ya que Reynaldo estaba en otro lugar y encima accidentado cuando mataron a Verónica Menacho.

Mostró algunos accesorios de su motocicleta producto del accidente e incluso el casco partido. Contó mucho de su vida y sintió nostalgia al volver al lote y a su cuarto que estuvieron a punto de quitárselo loteadores mientras él estaba preso.

Cada día que pasa este cochabambino busca recuperar el tiempo perdido.  Su caso tuvo una gran repercusión a tal punto que el fiscal que lo acusó (Marcelo Delgadillo) y los jueces que lo sentenciaron (Mery Yanet Mojica y Luis  Paz Casupá) han sido suspendidos. De a poco busca volver a la vida normal, aunque él reconoce que no será fácil. Mañana una nota exclusiva con él, en el diario EL DEBER



En esta nota



e-planning ad